SABORES
 
viernes 15|12|2017

10 ideas para volver a saborear Málaga como un turista

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Cuando viajamos solemos buscar el más difícil todavía, el destino que nadie ha visitado antes, lo más nuevo o desconocido. Sin embargo, los sitios más turísticos del mundo lo son por algo. Málaga, la capital de la Costa del Sol española, es una de esos lugares privilegiados.

Da igual que nunca hayas estado aquí o que la conozcas muy bien. Te proponemos un recorrido por los 10 imprescindibles que hacen de ella una de las más visitadas del mundo. Acércate a la oficina de turismo, pide un plano y prepárate a disfrutar sin complejos, como un turista, de sus tópicos, de sus clásicos, te llevamos a saborear la Málaga más típica.

calle Larios


Los secretos de Burgos

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Ahora que la crisis amenaza con dejarnos temblando, nada mejor que una escapada especial que, por pocos euros, reconforte el espíritu viajero sin alterar demasiado el bolsillo. Burgos tiene todos los ingredientes para ese fin de semana perfecto. Con un casco viejo que invita a callejear, la catedral de torres góticas más bonitas de España y una gastronomía contundente, quedan pocas excusas para no visitarla.

Lomitos de lechazo con trufa al armagnac, con patata frita y senderuela


Hogares del vino de Rioja; donde crece y envejece

Texto y fotografías: Julia Peñas del Caz 

Hablar de Rioja es hablar de vino y en La Rioja el vino es la vida cotidiana, el arte y la cultura. A través de sus más de 500 bodegas lo conoceremos y lo cataremos.

Audiovisual La Rioja

Estas son cuatro bodegas diferentes entre sí pero con el mismo fin: un líquido, colores y sabores, los del Rioja. Un referente en el mundo del vino.



París: deja que se derrita en tu boca

Texto y fotografías: Ana Bustabad Alonso 

Uno de los recorridos más deliciosos de París comienza en una plaza pequeña, íntima, en pleno barrio de Saint Germain des Prés. Cuatro paulownias rodean la farola de cinco globos, convertida ya en una de las postales típicas de la ciudad. Enfrente mismo, el museo Delacroix, donde estuvo el último estudio del pintor.

Pisadas de tobillos finos levantan eco en los adoquines. En la mano, bolsitas de papel caro con letras troqueladas. El glamour le viene de lejos a la plaza Fustenberg. Muy cerca de aquí, calle abajo, estuvo el primer salón de té de la ciudad, ideado para evitar a las damas sentirse incómodas en los cafés.