SABORES
 
lunes 27|03|2017

Madeira, una isla para disfrutar con los 5 sentidos

Pocas islas en el mundo sorprenden tanto como Madeira. Porque las típicas postales no reflejan ni de lejos su naturaleza de desniveles imposibles, de aire insultantemente fresco, ni la insuperable variedad de su vegetación, a medio camino entre África, América y Europa.
madeira
Acostumbrada a recibir desde hace muchos siglos, cuando los descubridores se lanzaban a la conquista del Atlántico; la isla más poblada de Portugal es una tierra amable y fértil pero indómita, perfecta para viajeros que buscan sus propios límites.

Descubre la medina de Tánger con los cinco sentidos

Texto y fotos: Federico Ruiz de Andrés y Ana Bustabad Alonso

Tánger es una de las ciudades más interesantes de todo Marruecos. Asomada al Mediterráneo y al Atlántico, conserva mucho del encanto de su época dorada, a principios del siglo XX, cuando escritores, músicos y pintores hicieron de ella su paraíso.
medina
Pero su parte más auténtica, penetrante, la que embriaga al viajero y lo hace olvidarse del mundo, es sin duda su ciudad vieja, la medina. Callejas enrevesadas, misteriosas, repletas de estímulos que despiertan los sentidos. A través de ellos, de los cinco, te invitamos a descubrirla.

Estación Gourmet, una parada sabrosa junto al tren en Valladolid

Texto y fotos: Rozenn Le Roux 

Parada en la estación Gourmet, un sábado cualquiera.  Del centro de Valladolid a la estación de tren, la gente fluye de todas partes para encontrarse en este nuevo centro gastronómico vallisoletano de 1.700 metros cuadrados. Unos van a comer con sus amigos o su familia, otros esperan su próximo tren con una copa de vino o una cerveza.
pinchos1
De los guisos castellanos a los italianos, pasando por las crêpes francesas, la Estación Gourmet propone una selección de platos gastronómicos a precios asequibles, a sólo un paso de la estación de ferrocarril Valladolid Campo Grande. ¡Bienvenidos a esta antigua nave ferroviaria transformada en una parada gourmet!


Arqueogastronomía en Vimianzo, sabores de antaño en la costa de Galicia

Texto y fotos: Julia Peñas del Caz y José Luis Alonso

Yo sí me he preguntado alguna vez por el sabor de los guisos de mis antepasados, pero no los de mi bisabuela o tatarabuela, porque esos seguro que los he catado en más de una ocasión y hasta yo misma los habré cocinado gracias al gusto y curiosidad de las mujeres de mi familia por la cocina.
guiso
Gustar de los pucheros de mis ancestros vacceos, en mi caso, sería todo un lujo. Algo que sí  han conseguido en Vimianzo, en la gallega Costa da Morte (A Coruña), con los suyos, castreños en la Edad del Hierro y más tarde medievales. Todo gracias a la Arqueogastronomía. 

10 sabores imprescindibles de Tenerife con nombre propio

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso
La isla española de Tenerife es mucho más que sol, playa y Teide. Lo sabe bien cualquier viajero que se haya tomado la molestia –ampliamente recompensada- de salir de su hotel con vistas al mar y perderse isla adentro en cualquier dirección.
vides
Una de las mejores excusas para hacerlo, sin duda, su gastronomía, que forma parte de la red de Saborea España. Como muestra de este mosaico sabroso, diez sabores tinerfeños de la mano de otros tantos personajes de la mayor de las Islas Canarias. Bocatto di cardinale.
 

Degustando buena cocina asturiana en Casa Fermín, Oviedo

Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa y Pilar Alonso Canto
Fundada por Fermín García en 1924 muy cerca de la catedral gótica de Oviedo, entre la ciudad histórica y la zona más comercial de la capital asturiana, Casa Fermín se convirtió pronto en una reconocida ‘casa de comidas’. Dos generaciones después, Mª Jesús Gil García y Luis Alberto Martínez Abascal ofrecen una magnífica cocina asturiana sin dejar de innovar constantemente.
taco
Por el colorido, la suavidad de aromas, lo gradual de la cata, por el gustillo de sus entrantes y el regusto de sus postres, podemos afirmar que una degustación en Casa Fermín es un arco iris de sabores. Un auténtico muestrario de sensaciones que dejan huella en el paladar y mil aromas en la nariz.
¿¡Qué exageramos…!? Mejor se lo contamos.