SABORES
 
jueves 22|02|2018

Cuba. Cocinando en Oriente. Ajiacos y otras delicias

cuba_coches

Raíces cubanas en el Bioparque Rocazul

Los cubanos son maestros en conservar y reutilizar. El tópico, no por muy sobado menos deslumbrante, lo tenemos en su parque automovilístico prerevolucionario, único en el mundo. Es lo más vistoso, pero sólo un ejemplo más. Cuba se repasa, se reinventa, día tras día. Esa exploración constante, que podríamos simbolizar con la caja de herramientas de cualquier "milmañas" que se las ingenia para resolver ('resolver', así, en abstracto, lo que sea), se encuentra también en su cocina, que, por otra parte, ha ido incorporando a sus platos productos, técnicas y costumbres de los pueblos que iban llegando a la isla. Más que un ejemplo, un símbolo, puede ser el 'ajiaco cubano'.

ENBIGA2017. Encuentro gastronómico en la cordillera. Villa Pehuenia

De nuevo, ENBIGA escenificó su razón de ser primera, el encuentro, en plena cordillera de los Andes. Esta vez la sección argentina, aglutinando a los venidos de Brasil y Uruguay, llegó antes a Villa Pehuenia y montó sus fogones a orillas del lago Aluminé aguardando la arribada del sector chileno, al que se habían incorporado costarricenses, peruanos y españoles. Atrás quedaba Pucón, a orillas del lago Villarrica, un destino clásico de la Araucanía, que se tratará en otro artículo, y atrás quedaba también la carretera nevada por el paso de Icalma. El veterano ómnibus había cumplido. Era la hora del Neuquén, la provincia más norteña de la Patagonia argentina.

varios_participantes_Villa_Pehuenia


El Salvador, pulgarcito de América. La riqueza del café, el cacao, el azúcar...

La actividad agrícola más importante de El Salvador es el cultivo de café, hasta el punto que los cafetales ocupan el 8 % del territorio. Sin embargo, lejos de convertirse en monocultivo, el cafeto lleva consigo la biodiversidad. La explicación es sencilla y se puede resumir en dos razones; primera: "aquí el 90 % del café se produce en sombra", por tanto, necesita árboles que se la proporcionen, como bananos u otros frutales; o medicinales como crotón o bálsamo, que además produce resina aromática usada en farmacia. Segunda: los mejores se dan por encima de los 1.200 metros sobre el nivel del mar, pero el viento es su enemigo; con lo cual, al encontrarse la mayor parte de las plantaciones en laderas de montañas azotadas por los vendavales, necesita cortinas rompevientos, logradas con hileras compactas de árboles de alto porte que suelen ser cupresos o eucaliptos. Entonces, "hablar de cafetales es hablar de bosques" (uno de los lemas de la Fundación Salvadoreña para Investigación del Café) o, lo que es igual, biodiversidad de bosque húmedo subtropical.

cafe_planta



Costa Tropical, el sabroso litoral de moda en Andalucía

Cerca de las pistas de esquí de Sierra Nevada, a tiro de piedra de la inigualable Alhambra, Granada cuenta con una de las costas más sorprendentes y sabrosas de Andalucía y de toda España. El Mediterráneo y los montes cercanos crean el clima perfecto para disfrutar de la playa todo el año, o saborear las únicas frutas tropicales cultivadas en plena Europa, aquí mismo.

velero
Muchos turistas conocen la Costa del Sol, el Cabo de Gata o las playas de Cádiz, pero aquellos con espíritu realmente viajero están poniendo de moda esta Costa Tropical de Granada. Un litoral que aúna buen clima, precios asequibles, experiencias divertidas y, sobre todo, sabores intensos.

ENBIGA 2016 2ª fase: la Argentina andina y regreso al Chile de los lagos

Era 30 de noviembre y atrás quedaba Valdivia, capital de la Región de los Ríos, con su mercado custodiado por los leones marinos, como imagen postrera de intensas jornadas de colaboración entre los cocineros de ambas vertientes andinas, conectados por pasiones ajenas a las fronteras, de cuyo abierto intercambio fuimos testigos.

berlin

Excelente cocina en Santiago de Chile y buen vuelo con LATAM

Partíamos de Lima, donde nos habíamos acercado desde Madrid, para un reportaje de primer contacto. Nuestro siguiente destino era Chile para asistir a un encuentro gastronómico de los que dejan huella y amigos: ENBIGA 2016. Regresaríamos vía Perú. La amplia frecuencia de vuelos, con horarios que se ajustaban perfectamente a nuestros enlaces, no nos dejaba lugar a dudas: volaríamos con LATAM, la aerolínea que constantemente teje la malla de comunicaciones en el continente americano y su articulación con Europa. Por cierto, además de la extraordinaria amabilidad y simpatía de los tripulantes, descubrimos en sus aviones cómo se oscurece la cabina sin cortinillas.

pantalla_vuelo

Solucionado el desplazamiento y a la vista de una obligada pernoctación en Santiago, en un triste e impersonal hotel próximo al aeropuerto Nuevo Pudahuel, quedaban por llenar cuatro o cinco horas de tarde noche. Era nuestra primera vez en la capital de Chile y las alternativas estaban a la vista: interminables horas de habitación, bar, tv, habitación, comedor... O una escapadita al centro, con posibilidad de agradable paseo nocturno y ocasión de cena inolvidable en el restaurante de referencia, para recomendar a los amigos o quién sabe si para una próxima cita.