DE NEGOCIOS
 
sábado 21|10|2017

10 buenos ejemplos de cómo utilizar Twitter en turismo

Texto: Ana Bustabad Alonso

Cualquier empresa turística o profesional del sector puede tener una cuenta de Twitter, una de las redes sociales con más crecimiento y más valoradas en turismo. Pero para que sea eficaz no basta con estar, hay que hacerlo bien. Interactuar, compartir contenido interesante y no hablar solo de sí mismo son tres requisitos básicos.
twitter
Pero hay cuentas que se diferencian ofreciendo algo más, un valor añadido que los destaca del resto. Estos son 10 ejemplos de tuiteros del sector turístico que utilizan fórmulas originales, de los que podemos aprender y que os animamos a seguir.
 
10 buenos ejemplos de cómo utilizar Twitter en el sector turístico
 
 
1. Bodegas Mezquita, Twitter hasta en la sopa

tuiter

Hasta en la sopa, literalmente, porque cada uno de los platos de Bodegas Mezquita lleva serigrafiado su usuario de Twitter: @BodegasMezquita. Una original e irresistible invitación a tuitear sus creaciones gastronómicas.
Esta red de restaurantes cordobeses combina además una buena gestión de su cuenta tuitera con presencia muy activa en otras redes sociales. Por ejemplo, todo su menú puede consultarse en fotos a través de Instagram.
En Twitter: @BodegasMezquita
 
 
 
2. Hotel Santemar, convirtiendo tuiteros en amigos

tuiter

El objetivo final de todas las empresas turísticas es convertir los seguidores de Twitter en clientes. El hotel Santemar de Santander va más allá y los convierte en amigos, seguramente la mejor forma de fidelizar y fomentar el boca a boca.
Para ello, no solo interactúa con sus seguidores y posibles clientes, anuncia sus ofertas a través de Twitter, algunas exclusivas, y admite reservas a través de esta red social. También organiza actividades gratuitas para ellos como un #desayunotuitero para conocerlos personalmente y mimarlos en directo.
En Twitter: @HotelSantemar
 
 
 
3. La Casa del Gusto, cómo abrir el apetito

tuiter

Dicen que las fotos de gastronomía son las más odiadas de la Red, al menos a determinadas horas, pero son también las más retuiteadas. Eso sí, la competencia es mucha, y no basta con compartir fotos de platos y productos para abrir el apetito del TL.
Por eso se agradecen cuentas como la de la tienda vallisoletana La Casa del Gusto, que no se limita a dar información sobre sí misma, sino que comparte actividades, recetas, interactúa y presenta sus sabores de manera original e informativa.
En Twitter: @LaCasadelGusto
 
 
 
4. Parador de Villalba, trabajo en equipo

tuiter

Como en la mayoría de cadenas hoteleras, Paradores aglutina en una única cuenta @paradores su gestión en Twitter, y lo hace muy bien. Pero es imposible llegar al detalle de sus 94 hoteles, así que algunos de sus hosteleros son los que marcan la diferencia.
Es el caso del Parador de Villalba, Lugo, uno de los más pequeños y sin embargo más atractivos gracias a un equipo de cuatro tuiteros que aportan pasión y profesionalidad en 140 caracteres. Laura, Manuel, Rubén y Marcos hacen un magnífico trabajo complementando la información de la cuenta oficial con propuestas e informaciones del hotel desde sus cuentas personales.
 
 
 
5. Luis Blázquez, microforos de turismo

tuiter

Luis Blázquez -y Ana- no se limitan a ‘vender’ habitaciones de turismo rural. Son profesionales del turismo con mayúsculas, de esos que se preocupan por mejorar cada día y ofrecer al cliente lo que busca.
Desde la pequeña localidad abulense de Candeleda, su cuenta de Twitter comparte reflexiones, difunde noticias interesantes, y propone a menudo microdebates sobre el sector que se convierten en foros imprescindibles sobre turismo con los que todos aprendemos.
En Twitter: @lunacandeleda
 
      

Pues muy interesante, sigo a

Pues muy interesante, sigo a varios pero ahora toca ponerse al día con los que me faltan de tu lista.

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.