CALLEJEANDO
 
jueves 22|06|2017

Elche, sorprendentemente jugosa

Texto: Ana Bustabad Alonso. Fotografías: Federico Ruiz de Andrés

En la provincia de Alicante, en plena aridez del Levante español, Elche -Elx en su dulce nombre valenciano- se abre jugosa al viajero, como un dátil maduro en medio del desierto. Como el de los dátiles, el sabor de Elche sorprende al principio, explota los sentidos y permanece luego en el paladar y en la memoria.

Dama de Elche

El inmenso palmeral que rodea su centro histórico y la devoción que profesa por el Misteri de su Virgen de la Asunción son ya de toda la Humanidad, porque así lo decretó la UNESCO en 2000. Pero, seguramente, para los ilicitanos no hay Patrimonio más grande que la mirada de su Dama. La que pasea el nombre de su ciudad por el mundo.