CON FIRMA
 
martes 28|03|2017

El tacón de la bota te atrapa

Natalia Benito López, periodista

Qué difícil hablar de Italia sin caer en los tópicos. Ya sea para afirmarlos o desmontarlos, esta tierra mediterránea es un país marcado por los estereotipos que creemos conocer ampliamente, en parte gracias a las películas. Así lo pude comprobar cuando decidí emprender una aventura en el ‘tacón de la bota’. Más allá de los comentarios dedicados a la pasta y los hombres con acento meloso, no faltaron advertencias y curiosidades acerca de la mafia.

nataliasalento

Sin embargo, las observaciones que más llamaron mi atención fueron aquellas que ponían en duda la elección de mi destino. Parece que disfrutar de una beca de estudios en el sur de Italia habiendo otros lugares más afamados, y más al norte, no era fácil de entender.
En mi camino me encontré a mucha gente que ya fuese por convicción o por casualidad había terminado descubriendo el sur de Italia conmigo: la región de la Apulia, el Salento y la llamada Florencia del Sur, Lecce. Un destino que, a pesar del potencial turístico del país, todavía es muy poco conocido en el exterior pero cada vez va ganando más fuerza en el panorama internacional, y se lo merece.
El Salento es una comarca italiana que enamora de norte a sur y de costa a costa, ya sea en la vertiente adriática, jónica o en el interior. Desde sus playas de agua cristalina y calmada hasta las zonas más abruptas modeladas por el mar, creando un paisaje menos esperado, esta sub-península itálica conquista a todos los que se acercan a la punta del tacón. Aproximarse a Santa María de Leuca y pensar que estás en una esquina de Europa impresiona, y eso Milán no lo puede dar.
Pero del sur de Italia no solo llaman la atención sus paisajes, más bien todo lo demás. Hay un día en el que sin saber muy bien porqué ya no eres turista. Y aunque se te sigue cayendo la baba cada vez que vas a la Gruta de la Poesía y aprovechas cualquier día de sol primaveral para ponerte el bikini y darte un baño en la playa más cercana, algo ha cambiado en tu perfección. Resulta que cuando tus familiares y amigos, a los que has convencido para coger un autobús, dos aviones y un tren aparecen, les llevas a ver todas y cada una de las iglesias de Lecce, por supuesto, y comes las mejores pizzas de masa fina, los rústicos, pasticciotos y helados. Y un día te ves contando con una certeza irreconocible que desde la costa de Otranto, si te fijas bien, se pueden visualizar las montañas de Albania, ya que solo 70 km de mar separan sendos litorales.
trensalento
Y es que el Sur de Italia consigue rápidamente que esa sensación de estar de paso se transforme para hacerte sentir de allí. Es la hospitalidad innata y esas ganas de querer siempre ayudar lo que consigue que estés tan a gusto como en casa. Es el sur, con su caos encantador, dónde se llega tarde, dónde los trenes te transportan a épocas pasadas y la gente se toma la vida con felicidad y tranquilidad, algo muy diferente a la vagancia. Y se come pasta, sí. Y pizza. Sería un pecado no hacerlo. Y tantas cosas más, típicas de la rica dieta mediterránea.
Sin duda, pueden estar tranquilos. En el sur hay supermercados, y hospitales, hasta Universidad. Y seguridad. Es un error caer en los estereotipos y los prejuicios que pueden condenar a una tierra, o a la mitad de un país. En cada rincón del mundo siempre hay algo encantador capaz de atraparte, y en este caso el sur de Italia y en especial el Salento y su gente ha conseguido ese efecto en mí. Ojalá nada les cambie y el sur siga siendo sur.

 

barcasalento 

Nota de la R.: El Salento es la comarca formada por la extremidad sudeste de la región italiana de Apulia. Es una subpenínsula de la península itálica, también conocida como el tacón de la bota italiana.
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.
CAPTCHA de imagen