DESCUBRE
 
martes 23|05|2017

Grandes quesos, pequeñas catedrales, en el sur de Palencia

La provincia de Palencia es tan grande como las tres provincias vascas juntas y toda su población iguala a la que vive en la ciudad de Bilbao. Es alargada y toca Cantabria por la Montaña Palentina,  el centro lo ocupa el Páramo y Valles y las dos comarcas del sur, Tierra de Campos y Cerrato,  cierran la base de la pirámide provincial.

becerril2

Este viaje nos llevará por estas dos últimas comarcas al sabor de los quesos puros de oveja y el gran patrimonio histórico-cultural de sus pequeños municipios.
Cerrato, quesos, paisajes y monasterios
Al Cerrato le atraviesan ni más ni menos que 5 ríos. El principal, es el Pisuerga que baña la mayoría de sus municipios. El Esgueva, el Carrión, el Arlanza y el río Franco dibujan valles y riberas frondosas, y verdes  pastos que se han aprovechado desde tiempos remotos para el ganado ovino. Debe de ser esto lo que les da la fama a sus quesos puros de oveja. De las 24 queserías que tiene la provincia de Palencia, 17 se encuentran en esta comarca y su vecina Tierra de Campos.
palencia_alimentos
En el Cerrato interior, Baltanás se erige como Cabeza de la Merindad por nombramiento de los Reyes Católicos. No solo es capital histórica del Cerrato Palentino, sino del Cerrato Castellano de las provincias de Valladolid y Burgos. Se ubica en las faldas del cerro del Castillo donde existió, en su día, una fortaleza medieval. El pueblo merece su tiempo paseando por sus calles de casas blasonadas. Es imprescindible visitar la iglesia de San Millán en lo alto de la villa, de estilo renacentista, su retablo mayor es barroco, conserva dos sepulcros góticos y una imagen del Ecce Homo de Gregorio Fernández.
El Museo del Cerrato ubicado en el Palacio-Hospital de Santo Tomás, un magnífico edifico del siglo XVIII de fachada barroca, se ha convertido en el Centro de Interpretación de la comarca con exposiciones permanentes sobre el paisaje, la historia, patrimonio y la etnografía de esta  singular comarca del sureste palentino.
No hay que marcharse de Baltanás sin conocer su barrio de bodegas, hay alrededor de 400 en muy buen estado de conservación y muchas de ellas en pleno uso. Un laberinto de calles y singulares humeros, chimeneas que sobresalen finas y altas como agujas,  dicen inspiraron a Gaudí para diseñar las chimeneas de La Pedrera.
Desde hace 5 años se celebra en Baltanás la feria del queso y del vino. Una feria que tiene como principal fin promocionar los quesos de la comarca pero no son los únicos, todos los productores palentinos del sector se dan cita aquí, además de las denominaciones de origen más importantes de Castilla y León.
quesos_1
En Baños de Cerrato, se encuentra la Basílica de San Juan de Baños, uno de los templos visigóticos más importantes de nuestro patrimonio. Aunque el edificio ha sufrido diferentes reformas la planta visigótica original la conserva intacta. Fue construida por el rey Recesvinto en el siglo VII como agradecimiento por la curación de sus males renales en las aguas medicinales de las termas romanas que se encuentra a pocos metros. Fue declarada Monumento Nacional en 1897.
Merece la pena visitar el Monasterio de San Isidro de Dueñas en la localidad también llamada Dueñas, y más conocido como ‘La Trapa’. Es un edificio de origen visigótico pero reformado en el siglo XI con estilo románico tal y como se puede ver en su fachada, el interior y otras partes del edificio son de estilo herreriano más moderno. Habitado en clausura por monjes cistercienses, se puede disfrutar de sus cantos gregorianos en las liturgias diarias y si se busca descanso y recogimiento es posible alojarse en su hospedería.
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.
CAPTCHA de imagen