EUROPA
 
domingo 27|05|2018

10 ideas para volver a saborear Málaga como un turista

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Cuando viajamos solemos buscar el más difícil todavía, el destino que nadie ha visitado antes, lo más nuevo o desconocido. Sin embargo, los sitios más turísticos del mundo lo son por algo. Málaga, la capital de la Costa del Sol española, es una de esos lugares privilegiados.

Da igual que nunca hayas estado aquí o que la conozcas muy bien. Te proponemos un recorrido por los 10 imprescindibles que hacen de ella una de las más visitadas del mundo. Acércate a la oficina de turismo, pide un plano y prepárate a disfrutar sin complejos, como un turista, de sus tópicos, de sus clásicos, te llevamos a saborear la Málaga más típica.

calle Larios


Futuroscope, la ciudad del futuro

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Más de veinte años después de que René Monory materializara en un parque temático los interrogantes del tercer milenio, sorprende descubrir que un paseo por el futuro puede transcurrir callejeando entre árboles de hojas cálidas y música suave.

Paseo entre árboles

Para la región francesa de la Vienne, el futuro llegó en 1987 con Futuroscope, que suponía sólo la punta de lanza de un ambicioso proyecto de organización de este territorio eminentemente agrícola hasta entonces.

Su centro tecnológico, la Technopole, ocupa actualmente 200 hectáreas en las que agrupa a más de 160 empresas, 15 laboratorios de investigación, módulos de formación y un centro internacional de congresos, además de una completa oferta hotelera y de ocio.


Oropesa del Mar, la patria chica de Marina d’Or

Texto y fotografías: Ana Bustabad Alonso

‘Los pueblos que olvidan sus leyendas y pierden sus valores están condenados a morir de frío'. Con esta sentencia nos recibe el centro de interpretación Naturhiscope en Oropesa del Mar, Castellón; un museo en el que la arena de sus playas, los olores, incluso los sonidos de la patria chica de Marina d'Or se pueden tocar.

vista de Oropesa desde el castillo

Oropesa no olvida su historia. Esta localidad de la costa mediterránea española ha crecido mucho desde aquellas casitas de colores de la avenida del Mar en los años 60 del siglo XX. Pero conserva aún la delicadeza de sus calles del casco viejo, silenciosas la mayor parte de año, a la espera de los viajeros que conquistan su verano.



Los secretos de Burgos

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Ahora que la crisis amenaza con dejarnos temblando, nada mejor que una escapada especial que, por pocos euros, reconforte el espíritu viajero sin alterar demasiado el bolsillo. Burgos tiene todos los ingredientes para ese fin de semana perfecto. Con un casco viejo que invita a callejear, la catedral de torres góticas más bonitas de España y una gastronomía contundente, quedan pocas excusas para no visitarla.

Lomitos de lechazo con trufa al armagnac, con patata frita y senderuela


Descubre por qué Scotland Means Business

Texto y fotografías: Ana Bustabad Alonso

Un congreso en los pasadizos subterráneos de la mítica Edimburgo, una convención a bordo del yate real, el lanzamiento de la última colección de moda entre fósiles del cuaternario, un viaje de incentivo a orillas del lago más romántico, una reunión de empresa al calor de los secretos de una destilería de whisky o, por qué no, una boda en un castillo misterioso.

Interior del Mar Hall Hotel

 

Todo es posible en Escocia, un país que ofrece suculentas posibilidades para convertir un viaje de negocios en una experiencia sofisticada.


Castillos y princesas en la Ribera del Duero

Texto: Ana Bustabad Alonso. Fotografías: A.B. y Manuel Charlón Margüelles

Érase una vez una infanta desdichada, a quien su esposo el conde asesinó por error mientras dormía, celoso de sus amoríos con un escudero...

Los ecos de la tertulia nocturna junto a la chimenea acompañan el sueño de los viajeros en el Castillo de Curiel, hoy reconvertido en hotel boutique. Ubicado en el punto más alto de la provincia española de Valladolid, en el corazón de la Vieja Castilla, no hay mejor comienzo para una ruta mágica por la Ribera del Duero. Vinos excelentes, paisajes que se saborean despacio.

Vista de Curiel desde las almenas del castillo

Historia y leyenda acercan posiciones en el castillo en extraña emulsión; como el contraste barroco de sus muebles -a veces antigüedades- con los detalles de última generación que sorprenden en los cuartos de baño.

Cada una de las veinticinco estancias, cinco de ellas suites, lleva el nombre de un personaje histórico cuya vida estuvo ligada a sus piedras. El viajero recibe, con la llave de su habitación, un librito que recoge la historia del castillo, de su personaje, y descubre qué objeto de su cuarto está relacionado con él.