EUROPA
 
domingo 28|05|2017

Elba Palace, los detalles son lo más importante en Fuerteventura

Federico Ruiz de Andrés y Ana Bustabad Alonso

A salvo del bullicio de los hoteles de costa, del tráfico, hasta del mismo viento que da nombre a la isla canaria y, sin embargo, a sólo 5 minutos de las olas de Sotavento; el Elba Palace es el lugar perfecto para perderse en Fuerteventura.
vista del Elba Palace desde la piscina
Cuando cae la noche, el patio majorero, centro neurálgico y verdadero corazón del hotel, se ilumina entero esperando a los clientes, que aquí son más bien huéspedes. Cenas románticas a la luz de los faroles, con el rumor del agua de fondo; charlas de amigos tras una tarde de golf o de playa… La madrugada avanza tranquila con una copa de vino.

Tras las huellas de Federico García Lorca en Granada

Texto: Sara Iglesia Arceredillo y Víctor Manuel del Pozo Gómez;  Fotos: Víctor Manuel del Pozo Gómez

Si andas buscando un viaje diferente por el sur de España, te vamos a proponer un apasionante recorrido por la Granada Lorquiana.
El turoperador Vista Travel organiza una singular ruta de Federico García Lorca que recorre los lugares más emblemáticos en la vida del poeta.
Valderrubio, antigua cuadra, hoy teatrillo
Esta ruta por la provincia granadina se realiza en autobús partiendo de Granada los sábados y domingos, lo que permite a los viajeros adentrarse en la interesante y poco conocida vida de Federico García Lorca a lo largo de una mañana.

ESPECIAL NAVIDAD: 100 IDEAS PARA VIAJEROS

Todos los años la misma duda: ¿qué regalar? Estas navidades Expreso te lo pone fácil.

Hemos preparado una selección de 100 ideas muy especiales de viajes y regalos para viajeros: divertidas, baratas, solidarias, para mimarse, sibaritas, prácticas, originales, cultas, románticas, originales… Te van a encantar.


Lieja, date una vuelta por la ciudad más animada de Valonia

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

Patria chica del gran Georges Simenon, la que fuera durante más de ocho siglos capital de un principado independiente, la milenaria sede arzobispal de Lieja, es hoy una de las ciudades más animadas de Bélgica. La cerveza es la reina en bistrots y tabernas, y los estudiantes abarrotan las terrazas de los cafés al mínimo asomo de buen tiempo.
barra del Café Lequet
Situada en Valonia, la región francófona de Bélgica, las calles de Lieja lo mismo invitan a descubrir los escenarios que inspiraron las mejores novelas negras, que a dejarse llevar por el aire fresco a orillas del Mosa, o de fiesta en fiesta al ritmo de los universitarios. Pero también es un buen lugar para quienes prefieran la historia, porque los liejenses valoran su patrimonio como nadie.

Recorre el lago más grande de Europa al timón de tu propio barco

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

Cuando mi buen amigo y colega Faustino Castilla me propuso un viaje en barco por el Grande Lago de Alqueva, en el Alentejo portugués, dudé un momento si aceptar. No por la compañía, excelente de todo punto; ni por la región, una de las más atractivas y desconocidas de Portugal; sino porque me mareo a bordo de cualquier artilugio que navegue sobre el agua.
La duda duró sólo unos segundos. Al fin y al cabo, los atractivos que me esperaban eran muchos, y un crucero por un lago no puede balancearse tanto, pensé. Así que, cargada de pastillas para el mareo, y otros remedios caseros de dudosa eficacia (sin faltar la tirita en el ombligo), emprendí viaje en coche hacia Amieira Marina, un nuevo complejo de recreo a orillas del lago artificial más grande de Europa.
todo a punto en el embarcadero de Amieira Marina
Al llegar, la sorpresa fue mayúscula. No se trataba de un crucero al uso, con su patrón profesional y todo, sino de un recorrido de tres días a bordo de un barco-casa tripulado por nosotros mismos entre los ríos Guadiana y Degebe.
No me lo podía creer. Mis conocimientos marineros se reducen a distinguir babor de estribor, y los de mis compañeros no parecían ser mucho más extensos. Pero sí, tal y como prometían los folletos publicitarios de Amieira Marina, en sólo 40 minutos -aún nos sobraron un par de ellos- estábamos listos para emprender la aventura por el Grande Lago a bordo de una lustrosa embarcación blanca, de nombre ‘Estrela I’.