ESPAÑA
 
martes 16|01|2018

Oropesa del Mar, la patria chica de Marina d’Or

Texto y fotografías: Ana Bustabad Alonso

‘Los pueblos que olvidan sus leyendas y pierden sus valores están condenados a morir de frío'. Con esta sentencia nos recibe el centro de interpretación Naturhiscope en Oropesa del Mar, Castellón; un museo en el que la arena de sus playas, los olores, incluso los sonidos de la patria chica de Marina d'Or se pueden tocar.

vista de Oropesa desde el castillo

Oropesa no olvida su historia. Esta localidad de la costa mediterránea española ha crecido mucho desde aquellas casitas de colores de la avenida del Mar en los años 60 del siglo XX. Pero conserva aún la delicadeza de sus calles del casco viejo, silenciosas la mayor parte de año, a la espera de los viajeros que conquistan su verano.


Los secretos de Burgos

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Ahora que la crisis amenaza con dejarnos temblando, nada mejor que una escapada especial que, por pocos euros, reconforte el espíritu viajero sin alterar demasiado el bolsillo. Burgos tiene todos los ingredientes para ese fin de semana perfecto. Con un casco viejo que invita a callejear, la catedral de torres góticas más bonitas de España y una gastronomía contundente, quedan pocas excusas para no visitarla.

Lomitos de lechazo con trufa al armagnac, con patata frita y senderuela


Castillos y princesas en la Ribera del Duero

Texto: Ana Bustabad Alonso. Fotografías: A.B. y Manuel Charlón Margüelles

Érase una vez una infanta desdichada, a quien su esposo el conde asesinó por error mientras dormía, celoso de sus amoríos con un escudero...

Los ecos de la tertulia nocturna junto a la chimenea acompañan el sueño de los viajeros en el Castillo de Curiel, hoy reconvertido en hotel boutique. Ubicado en el punto más alto de la provincia española de Valladolid, en el corazón de la Vieja Castilla, no hay mejor comienzo para una ruta mágica por la Ribera del Duero. Vinos excelentes, paisajes que se saborean despacio.

Vista de Curiel desde las almenas del castillo

Historia y leyenda acercan posiciones en el castillo en extraña emulsión; como el contraste barroco de sus muebles -a veces antigüedades- con los detalles de última generación que sorprenden en los cuartos de baño.

Cada una de las veinticinco estancias, cinco de ellas suites, lleva el nombre de un personaje histórico cuya vida estuvo ligada a sus piedras. El viajero recibe, con la llave de su habitación, un librito que recoge la historia del castillo, de su personaje, y descubre qué objeto de su cuarto está relacionado con él.



Atravesando sin prisas el Guadiana

Texto: Ana Bustabad Alonso. Fotografías: Federico Ruiz de Andrés.

Un ferry cruza cada 30 minutos la desembocadura del Guadiana desde el sur de España hacia Portugal. De Ayamonte a Vila Real de Santo Antonio.

En pocos minutos y por pocos euros, un coche con su conductor atraviesa limpiamente la enorme inmensidad de agua hasta la otra orilla. Hoy el barco sólo lleva un pequeño Peugeot 206 de rojo brillante, que parece mirar orgulloso desde cubierta a unos pocos pasajeros.


Ribadeo ‘Porta norte’ de Galicia

Texto y fotografías: Adriana Aramburu Peña

Ribadeo está situado en la provincia española de Lugo, en el extremo nororiental de Galicia. Limita al Norte con el Cantábrico y al Este con la Ría de Ribadeo, espacio natural con un gran valor ecológico. Esta situación es la que ha distinguido a esta villa con el sobrenombre de ‘Porta norte' de Galicia.

Pena Furada

El municipio cuenta con 9.200 habitantes y está formado por doce parroquias muy bien comunicadas entre sí: Ribadeo, Villaselán, Vilaframil, Piñeira, Covelas, Couxela, Cedofeita, Ove, A Devesa, Arante, Rinlo, Santalla de Vilaosende.


Parador de Mazagón, un placer en la Costa de la Luz

Parador de Mazagón

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Carretera de Huelva que enlaza Mazagón con Matalascañas. Desvío hacia lo que llaman ‘playa del Parador'. Aquí nos sorprende, junto a un espacio destinado al recreo y las meriendas de chiringuito, un acceso serpentino, un entorno dunar e intenso aroma a pino.

Vista de la playa desde el Parador