DE CERCA
 
domingo 27|05|2018

Queremos rescatar nuestra identidad cultural sefardí para el turismo

Jorge Patrão, presidente de Turismo de la Serra da Estrela

Denostados y perseguidos durante siglos, la historia de los judíos sefarditas no terminó en el siglo XV, cuando fueron expulsados masivamente de España y Portugal u obligados a convertirse al cristianismo.

La mayoría emigraron a otros países donde continuaron practicando su religión y sus tradiciones, pero lo que casi nadie sabe es que muchos han mantenido durante siglos en la intimidad de sus hogares el culto judío y sus costumbres ancestrales, hasta la actualidad.

Uno de los pocos lugares donde sobreviven estas comunidades judías únicas en el mundo es la portuguesa Serra da Estrela (Sierra de la Estrella), como nos cuenta Jorge Patrão.
Él es el presidente de Turismo de esta hermosa región lusa de montaña donde la huella sefardita vive aún a través de su gastronomía, su arquitectura y sus tradiciones.
Este año, precisamente, se celebra en Serra da Estrela el primer Festival Internacional de la Memoria Sefardita que va a tener lugar del 1 al 7 de noviembre en localidades de Guarda, Trancoso, Belmonte y Lisboa, organizado por Turismo de Serra da Estrela.

Ocho años en busca de apoyo ministerial

FITE, Feria Internacional de Turismo en Ecuador

Son ya ocho ediciones las que la Feria Internacional de Turismo en Ecuador, FITE, lleva promocionando el turismo nacional e internacional en el país americano, y hace mucho que se ha convertido definitivamente en el evento turístico más importante de Ecuador.

Una excelente y ardua labor del equipo que encabeza Jaime Rull, su presidente ejecutivo, que sin embargo no se ha visto respaldada como se merece por el Ministerio de Turismo de Ecuador en ninguna de sus ediciones.
A lo largo de estos años el color político del Gobierno ha cambiado, y los diferentes ministros han aprovechado la Fite para ‘hacerse la foto’ ante la numerosa prensa nacional e internacional que cubre el evento. Una presencia que realza el evento y contribuye a su difusión mediática; un apoyo testimonial, pero poco más.
Esta vez, sin embargo, se atisban esperanzas. Durante la inauguración de la feria, Jaime Rull ha reclamado al Ministerio de Turismo ‘las herramientas para que el sector se desarrolle de forma sostenible y podamos llegar a 2 ó 3 millones de turistas al año’, pero sus reclamaciones denotaban esta vez un componente de ilusión.

‘La cerveza es un engrasador social natural’

Diego Antoñanzas, director de Sponsoring y Eventos de Imagen de Heineken España

Cautivador, simpático, fotogénico, de elegancia impecable, palabra fácil y sonrisa siempre preparada, Diego Antoñanzas es seguramente uno de los mejores fichajes de Heineken España, empresa para la que trabaja como responsable de Sponsoring y Eventos de Imagen. Sabe que la cámara lo quiere, así que cuando le pedimos una fotografía no duda en bromear ante el photocall.

Nos encontramos con él en uno de los últimos eventos gastronómicos del Club Millesime, la I edición del premio ‘Chef Millesime by Cruzcampo Gran Reserva’, en el que participan jóvenes talentos de la alta cocina española como Xosé Torres Cannas, o Jesús Ramiro Flores.
La Cruzcampo Gran Reserva es uno de los productos más especiales de Heineken, una cerveza con cuerpo que lleva en el mercado poco más de un año, pero parece que ha nacido para quedarse. De hecho, ya ha ganado el premio a la mejor cerveza del mundo.


‘Nuestras fortalezas son la cercanía con el mar y la garantía de pertenecer a una marca española’

José Luis García Prieto, director del Barceló Habana

Pequeño, todavía oliendo a nuevo, el Barceló Habana Ciudad es un cinco estrellas de instalaciones amplias situado en Miramar Playa, un barrio tranquilo y exclusivo al oeste de la capital cubana.

La tierra donde hoy se levanta este edificio fresco, de colores claros, tiene una conexión misteriosa con el pasado español de la isla.
‘Estos terrenos formaban parte de una finca enorme, Monte Barreto, propiedad de un conde vasco que vivió allá por el siglo XVIII’, nos explica José Luis García Prieto, su director general.
La leyenda de aquel hombre cruel ha llegado hasta nuestros días. Algunos lugareños cuentan que en las noches sin luna una luz recorre este monte, seguramente el espíritu del viejo conde que desapareció un día en el mar.


‘Nadie cocina para conquistar a un jurado, sino para satisfacer al cliente’

Estrella Carrillo, ganadora del ‘Best Chef Adecco’ de Murcia

Estrella Carrillo (Murcia, 1975) acaba de proclamarse vencedora del concurso ‘Best Chef Adecco’ en la Región de Murcia, organizado por la empresa de gestión de recursos humanos Adecco.

Los ingredientes que acompañaron a su lubina fueron tres de los pilares de la cocina murciana: arroz, pimentón y limón.

Eso sí, servidos en forma melosa, gelificada y crujiente, respectivamente.

Ya se sabe, los adjetivos también sirven para abrir boca.

Estrella conquistó al jurado gracias a una sutilísima combinación de pescado y coco, en un plato que denominó ‘Lubina coco-salvaje’, en un estilo literario que recuerda a Torrente Ballester. ‘Lo diseñé expresamente para el concurso, ya que quería recuperar los sabores clásicos de la Región sin renunciar a la innovación’, asegura. Un plato que incluirá el próximo mes de agosto en la imaginativa carta del restaurante Santa Ana (Los Ramos, Murcia), situado en las faldas de la Sierra de Altaona, donde se encuentra una de las mayores reservas de búho real de España.
Con la ayuda de su hermano, Juan Antonio Carrillo, dirige los designios de un establecimiento que está en boca de todos los murcianos gracias a una campaña de publicidad exterior que juega con el doble sentido de su nombre: Estrella. En los carteles aparece la cocinera del restaurante Santa Ana junto al sencillo lema ‘Ella es la estrella’. ‘Lo importante es que hablen de una, aunque sea bien’, bromea.
Enhorabuena por premio al mejor chef de la Región de Murcia, según Adecco Hostelería. Sea sincera, ¿se cree la mejor cocinera de la Región?

De vendedora de fruta a directiva hotelera

Bellyni Sigüenza, presidenta de Pequeños Hoteles de El Salvador

Es una mujer luchadora, que se ha ganado a pulso lo que tiene.

Comenzó vendiendo dulces por las calles de la capital salvadoreña y a base de esfuerzo personal ha volado muy alto.

Esta mujer menuda, de aspecto aniñado, es hoy propietaria de una cadena de pequeños hoteles y ha llegado a presidir dos de las organizaciones hoteleras más importantes de Centroamérica.

Lo que más destaca de Bellyni Sigüenza Figueroa es su sonrisa. Franca, radiante.
Se nota que le encanta lo que hace y que ha llegado a cumplir sus sueños.
La fundadora y propietaria de Hoteles Villa Serena nos cuenta que al morir su madre tuvo que ponerse trabajar. Sólo tenía ocho años. Desde los trece, las mañanas las pasaba despachando en un puesto del Mercado Central de San Salvador, y las tardes estudiando.
Luego se graduó como contable en la Enco (Escuela Nacional de Comercio) y trabajó en el sector de la construcción hasta que, en 1995, se le ocurrió habilitar seis habitaciones para huéspedes en su vivienda de la Flor Blanca. Fue su primer hotel, y lo llamó Villa Serena. Hoy tiene tres: Escalón, Flor Blanca y San Benito.
Cuando comenzó, Bellyni no sabía nada del mundo de la hotelería, pero tenía claro que las personas que viajan constantemente por negocios necesitan un lugar cálido donde sentirse como en casa. Su dinamismo y su tesón la han llevado a presidir la Asociación de Pequeños Hoteles de El Salvador, y la Federación Centroamericana de Pequeños Hoteles.