CON FIRMA
 
lunes 24|07|2017

El gato filósofo, el viaje y el nudismo

Manuel Bustabad Rapa, periodista

Amigo Clyde, gato filósofo, estoy de acuerdo con casi todas tus reflexiones, muy especialmente en lo que se refiere a nuestro viaje vital, y de eso quiero hablar contigo.

Pero antes quería decirte que deberías firmar así: Clyde, gato filósofo, y no sólo Clyde, gato. Porque, aunque tu identidad gatuna lleva implícita la capacidad de analizar y desarrollar al máximo las alternativas que nos brinda la naturaleza, muchos humanos no lo saben.
Precisamente este animal, el hombre, deja transcurrir su vida en una continua búsqueda del momento adecuado, del lugar ideal, de la oportunidad tal o cual. Siempre, en una permanente insatisfacción, preparándose para un mañana del que nunca sabe cuándo será. Y sin percatarse de que hoy es el día, éste el lugar y la oportunidad la que se nos brinda cada minuto en cualquier recodo del camino. Por eso, en cierto modo, a todos nos sorprende el final como si aún estuviésemos iniciando el recorrido, como si nuestra existencia fuese provisional. A lo mejor lo es.

El viaje de su vida

Clyde, gato

Acababa de comenzar el viaje de su vida, ese que todos soñamos alguna vez.

El periodista español Julián Lago lo había dejado todo atrás y daba los primeros pasos de su nueva existencia en Paraguay cuando un desafortunado accidente truncó su viaje, todos sus viajes.

Seguramente lo había planificado con mimo, cuidando cada detalle. Saboreando con antelación lo que estaba aún sin disfrutar.
Qué tendrá esto de viajar, que comienza en nuestra mente mucho antes de tomar el primer vuelo, de subirnos a un coche o a un tren.
Suele pasar. Cuando alguien cercano -aunque sólo sea mediáticamente- lo pierde todo, regresan inevitables los interrogantes esenciales del ser (humano, o no, también los gatos nos hacemos preguntas).

A contracorriente: ‘Gallego’

Manuel Bustabad Rapa, periodista

Manuel BustabadEl altísimo nivel de las comunicaciones actuales puede proporcionarnos (hay que desbrozar, claro) información de tal calidad y en tanta cantidad, que me parece absurdo ofenderse por algunos equívocos, aunque vengan de la mismísima RAE de la lengua.

        Leemos en La Voz de Galicia de 9/7/09 (portada, contraportada y pag. 52) que hay mucha gente enfadada y preocupada debido al tratamiento dado por este organismo a la palabra ‘gallego’. Sus sinónimos, ‘tonto’, en Costa Rica, que según parece se elimina en la próxima edición del diccionario, o ‘tartamudo’, en el Salvador, obviamente se han incluido en su momento porque existe o existió algún uso de esas acepciones en dichos lugares. Si ya no se utilizan, al menos en los ‘mínimos requeridos’, pues se quitan y ya está. Si más adelante se le da otro significado, lo lógico es que se mencione en su entrada llegado el momento oportuno.



Este verano no te olvides nada

Chisco, gato viajero

ChiscoYa está aquí. Por fin, después de tanto esperar, el verano ha llegado a medio mundo y, con él, las merecidas vacaciones.

Millones de personas preparan los bártulos para disfrutar de la playa, de su casa en el campo, o de un circuito por las ciudades más deseadas.

Esta vez, cuando estés haciendo la maleta, no te olvides de meter el bikini y el flotador del niño.
Ni las chanclas, ni los mapas...

Un aeropuerto que no acaba de despegar

Luis D. Martínez, periodista

Luis D. MartínezHan comenzado las obras de la nueva terminal de viajeros del aeropuerto de León (España) con una superficie de más de 4.800 metros cuadrados de diseño futurista, como complemento a la nueva pista recientemente inaugurada de 3.000 metros.

Un aeropuerto de primera para una ciudad que es incapaz de solucionar el servicio de transporte público al aeropuerto o el “almodovariano” servicio de taxis (repartido entre varios municipios, unos no pueden bajarte, otros te remiten a los unos y los unos a los otros).

AVE en Galicia

M. Bustabad, periodista

           Galicia se acerca a un nuevo hito en lo que se refiere a medios de comunicación. No sabemos a qué velocidad se aproxima, porque es una incógnita la fecha de puesta en servicio del tren de alta velocidad. No conocemos los proyectos definitivos, ni el impacto en las ciudades, ni la ubicación de las estaciones. Se suceden las opiniones y los debates, pero seguimos sin tener un estudio sobre la coordinación de los distintos medios en la región, que permita aproximar los principales núcleos de población y optimizar los desplazamientos al exterior.