CON FIRMA
 
martes 17|10|2017

Marruecos, tierra de bereberes

Manolo Bustabad Rapa, periodista

El espíritu bereber está vivo en Marruecos. La verdad es que nuestras visitas anteriores habían sido aún más breves y quizás no habíamos profundizado en los entresijos de la compleja historia de la Mauritania. O es que no habíamos topado con la persona que avivase nuestra curiosidad. El caso es que, cuando Bijou empezó a hablarnos de las hazañas de una reina bereber del siglo VII, nos intrigó al instante. Y, a medida que nos adentrábamos en los relatos, lo que parecía sólo leyenda iba tomando forma de apasionante historia. Para centrarnos, hay que aclarar que la Mauritania de aquella época abarcaba gran parte del norte de Africa, incluyendo, además de los territorios que llevan hoy el mismo nombre, los actuales Marruecos, Argelia, Túnez y gran parte de Libia.

bereber

Kahina (o Kahêna), llamada también Damia y La Profetisa, hija de Tabeta, descenciente de la tribu judía de los Djaraua, era la reina de los bereberes del Aurés, una comarca en plena cordillera prolongación del Atlas hacia el oriente argelino, que se adentra en el noroeste de Túnez. En la actualidad es una región argelina, con características sociales y lingüísticas diferenciadas. Pues bien, sobre Kahina hemos encontrado versiones que se contradicen en cuanto a su edad y la fecha de su muerte, pero en lo que todos coinciden es en considerarla una heroína, al haber derrotado a los árabes por el año 695, expulsándolos más allá de Gabes y demorando así algunos años su expansión por la Mauritania y, por tanto, su salto a Hispania.
La fecha de su muerte es probablemente en el año 698, aunque otras fuentes la sitúan a principios del siglo VIII, en 702 ó 703. Fue muerta por los árabes en una batalla que ya consideraba perdida, hasta el punto de (y esto sí que suena a pura leyenda) disponer que sus dos hijos varones se pasasen al enemigo previamente, con lo cual no sólo evitaron las represalias sino que lograron puestos de responsabilidad una vez derrotada y muerta Kahina. Verdad o leyenda, el caso es que las crónicas dicen que cuando los musulmanes cruzaron el Estrecho hacia Iberia, el año 711, eran tropas árabes y bereberes.
kutubia
Dejemos aquí la historia, de momento, aunque nos quedemos con la reflexión: qué habría pasado si los árabes no hubieran derrotado a Kahina. Lo que sí sabemos es que 500 años después, bajo la dominación almohade, tanto Marrakech (Kutubía) como Sevilla (Giralda) estaban en un momento de gran auge económico y cultural. Finalizaba el siglo XII y ni España ni Marruecos habían nacido. Tampoco Marrakech, fundada en 1062, ni Essaouira, asentada en el siglo XVIII sobre las ruinas de un fuerte portugués del XVI, aunque los fenicios ya habían dejado su huella en la isla Mogadur mucho antes.
Otra reflexión es cómo la civilización bereber perdura en una tierra que ha sido dominada por fenicios, cartagineses, romanos, árabes, europeos... Y cumple ya su año 2967, según el calendario que parte de la coronación del bereber Chachnak como faraón de Egipto, fundando la dinastía XXII en el año 950 a. de C.
Apasionante. Creo que habrá que seguir la pista de estas celebridades.
pastor
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.