CON FIRMA
 
viernes 20|10|2017

Planear un viaje de enoturismo: gozosos momentos de esperanzada y deseosa anticipación

Alfredo Selas, sumiller

olfato¿Por qué no un viaje a los territorios del vino, que en esta piel de toro, de norte a sur y de levante a poniente son una delicia para recorrer, dejarse embaucar por su magia y disfrutar de su increíble variedad y riqueza de vinos? Territorio de vinos, naturaleza exultante, vino y gastronomía; arte. Estos son los ingredientes del enoturismo; y en España se dan en demasía, ¿qué más podemos pedir para atraer a esas personas que gustan de viajar para experimentar, deseosas de vivir experiencias que regalen sus sentidos?

Yo soy una de esas personas. Junto a los míos, me veo planeando realizar un viaje para descongestionarnos y concedernos dosis de placer sensorial, regalo a nuestros sentidos. ¿Tenemos claro dónde queremos ir? ¿Es en esta ocasión la orilla del mar la mejor opción? Y, lo que es más importante, ¿cuánto de emociones, de encanto sensorial, de horizontes para otear en compañía, de copas de vino para soñar se me ofrecen? 
Una experiencia de un día o un viaje programado donde el descubrimiento de paisajes amables (allá donde medra la vid el clima siempre es muy agradecido) son fuente inagotable de experiencias enoturistas, de encuentro de emociones compartidas.
 
Recordemos  que las emociones se producen en el cuerpo como respuesta fisiológica a sensaciones percibidas; también como consecuencia de evocarlas. De seguido mencionemos cuales son las emociones emociones positivas: empatía, alegría, risa, curiosidad, esperanza. Las emociones positivas conllevan en sí mismas la proactividad, el deseo de explorar nuevas opciones, de abrirse a posibilidades creativas. También  sucede que las emociones hablan, comunican cómo nos sentimos; sobre todo mediante las expresiones del rostro. Además, nuestro cerebro dispone de un centro dedicado al placer: el sistema de recompensa, que siempre quiere ser estimulado. Y, lo más curioso, ya desde que se ha sugerido esa vivencia que quieres tener, estamos experimentando gozosos momentos de esperanzada y deseosa anticipación.
vinedos2
Para enriquecer las ofertas enoturistas e ir cubriendo espacios donde priman servicios de excelencia, personalizados, exclusivos, servidos con estilo, atención al detalle y donde el protagonismo es de las personas que van a disfrutar, existen ofertas variadas de actividades experienciales en todos los territorios que reciben personas amantes del vino y la gastronomía. Cataluña, La Ribera del Duero, Jerez, La Rioja… las personas que disfrutan las actividades diseñadas con inteligencia y talento innovador, se encuentran con la sorpresa de lo SORPRENDENTE, DIVERTIDO e INTERESANTE que realmente puede llegar a ser una actividad lúdica o formativa relacionada con la gastronomía en todas sus facetas.
Inteligencia. Sentido común. Experiencia. Talento. Buen humor.
Las experiencias están servidas. Adelante a ese viaje a la Cultura del Vino. Destino: el placer.
 
Alfredo Selas es sumiller, fundador de la Asociación de Sumilleres de La Rioja y director de ExquisiteRioja, un nuevo proyecto que ofrece experiencias y actividades atractivas, lúdicas o formativas, en las que se incluyen la apreciación sensorial, cata de vinos y  gastronomía en un marco de servicios exclusivos.
cata_vino
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.