CON FIRMA
 
martes 17|01|2017

Shows de loros: ¿tan divertidos como parece?

Giovanna Constantini, Área de Proyectos – Turismo Responsable FAADA

En destinos vacacionales de todo el mundo es fácil asistir a espectáculos con aves exóticas, loros en primer lugar: muchos parques turísticos organizan shows de este tipo y son numerosos los hoteles, sobre todo de zonas de costa, que ofrecen a sus clientes exhibiciones con estos animales. En estos mismos centros, así como en algunas playas o calles turísticas, los viajeros pueden también ser invitados a sacarse fotos recuerdos con estos animales que acaban así pasando largas horas atadas en un mismo lugar y constantemente expuestas a los flashes de las cámaras de fotos.  

guacamayoEn general, se trata de actividades que parecen inofensivas y divertidas tanto para los animales como para los turistas involucrados. Pero siempre y solo en apariencia, ya que detrás de la música, las luces y las caras de alegría de los entrenadores, conllevan graves implicaciones para el bienestar de los animales y potenciales riesgos para las personas.  

Muchas aves por ejemplo padecen neofobia, es decir, sienten pavor ante cualquier tipo de situación nueva o extraña. El hecho de ser neofóbicas, les  sirve en la naturaleza como herramienta para evitar posibles amenazas ante la cual escaparían volando. Algo que no pueden hacer en cautividad y que les provoca un estado de estrés.
¿Nunca te has preguntado por qué las aves protagonistas de shows y espectáculos jamás se escapan volando? Esto se debe principalmente a los distintos métodos de ‘entrenamiento’ que son empleados para conseguir que estos animales ‘actúen’. Dichas técnicas, muy parecidas a las que se emplean con los animales de circo, se suelen regir en la privación de alimento, castigo o refuerzo negativo.
Mediante la privación de alimento, se consigue que los animales ‘trabajen’ durante el show con el único fin de recibir una recompensa: la comida. Las aves empleadas en estos espectáculos suelen por lo tanto estar hambrientas y pueden llegar a pasar periodos de hasta 12 horas sin recibir comida cuando en la naturaleza permanecerían un máximo de 4 horas sin alimentarse.
Salvo en algunas ocasiones, todos los loros utilizan el vuelo como vía de escape ante posibles amenazas. Cuando no se requiere que vuelen durante los espectáculos, es más fácil privarlas de su libertad ‘desactivándoles’ el vuelo mediante dos tipos de mutilaciones: el pinioning, técnica que consiste en la amputación de parte del ala en la articulación de la muñeca (se corta la ‘mano’ del animal) o bien, temporalmente por un repetido recorte de las alas. A consecuencia de estas medidas, las aves, que en la naturaleza vuelan entre 56 y 72 kilómetros por hora y cubren cientos de kilómetros de distancia cada semana, adquieren comportamientos extremadamente sumisos, por lo que resultan fáciles de dominar, y no pueden escapar de sus entrenadores. Asímismo además, a menudo se obligan especies nocturnas a trabajar durante el día y viceversa.
Después de horas de trabajo, cuando ya no están expuestas a la vista del público, estos animales son enjaulados en espacios en los que no pueden socializarse con otros ejemplares ni llevar a cabo sus comportamientos naturales por lo que, acaban desarrollando comportamientos neuróticos como por ejemplo, arrancarse las plumas o automutilarse.
Y además de los muchos problemas para los animales, no podemos olvidar los potenciales riesgos para las personas: las aves exóticas suelen ser  transmisoras de enfermedades zoonoticas como la psitacosis y la salmonelosis. Se trata además de animales que tienen mucha fuerza y que con tan solo una ‘picada’ pueden provocar heridas que requieren suturas.
En definitiva, es importante no dejarse engañar por el ambiente lúdico de estos espectáculos y aprender a mirar un poco más allá de las apariencias: para nuestra incolumidad y sobre todo, para no acabar fomentando la explotación de los animales.
Más información en la web: turismo-responsable.com
periquito
      

Show de loros

Los felicito por esta excelente nota, que acabo de tuitear y compartir con Aves Argentinas.

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.
CAPTCHA de imagen