ESPAÑA
 
miércoles 18|10|2017

El turismo de cruceros se consolida en La Palma

La_Palma_cruceroEl segmento de cruceros gana peso dentro de la oferta turística de la isla de La Palma, en Canarias. Según la previsión de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, durante  la nueva temporada que se ha iniciado en este mes de septiembre, un total de 88 cruceros con miles de visitantes a bordo arribarán a la Isla en el último cuatrimestre del año. 

Sólo en septiembre se ha programado la llegada al puerto de Santa Cruz de La Palma de 12 buques con 22.900 pasajeros y 8.200 tripulantes, algunos de ellos muy emblemáticos en el sector.
Desde el día 8, jornada en la que atracó el buque Aida Sol hasta el Legend of the Seas, que cierra el mes, pasando por el Britannia, el Independence of the Seas o el Saga Pearl II, entre otros. Algunas de las compañías que operan actualmente en la isla son Aida Cruises, Saga, Royal Caribbean o P & O Cruises.
El pico de visitas llegará en el mes de diciembre, con 31 escalas de trasatlánticos previstas, lo que supone el mes con mayor número de atraques. Se calcula que, con respecto al ejercicio anterior, esta actividad volverá  a registrar un incremento, tanto en número de cruceros como de visitantes.
En esta línea, en enero se esperan 23 buques en el Puerto de Santa Cruz de La Palma y, en febrero, otros 18. 
La tendencia al alza ya viene desde ejercicios anteriores. De hecho, entre 2015 y 2016 el número de pasajeros en La Palma aumentó un 9%, según datos del ISTAC y recogidos en el informe de coyuntura denominado El Turismo en La Palma, elaborado por la Cátedra de Turismo de la Universidad de La Laguna (ULL), CajaCanarias  y  la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Santa cruz de Tenerife (Ashotel).
En el año 2016, el movimiento de pasajeros de crucero ascendió a 224.432 en el Puerto de Santa Cruz de La Palma.
Temporada alta en invierno
La temporada alta para este segmento turístico en La Palma se sitúa de septiembre a abril, aprovechando las bondades climáticas de la isla, con un clima templado y equilibrado durante todo el año, así como muchas horas de sol.
La temperatura media en invierno puede oscilar entre los 20-22º, lo que unido a su diversidad paisajística y a su riqueza medioambiental y cultural, convierten a la Isla Bonita en un destino cada vez más demandado por los cruceristas. 
Por si fuera poco, el puerto se ubica en Santa Cruz de La Palma, su capital. Su casco histórico es una excelente muestra de conservación del patrimonio histórico y de la huella colonial en Canarias, un cercano atractivo en sí mismo para los visitantes. Sus principales arterias son un centro comercial al aire libre en donde adquirir productos de todo tipo.
El área, además, ha sido declarada Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico-Artístico.
Fundada el 3 de mayo de 1493 por el adelantado Alonso Fernández de Lugo, fue puerto importante en la ruta entre Europa y las colonias en América.  El siglo XVI fue su época de mayor esplendor al convertirse en tercer puerto de Europa después de Amberes y Sevilla. Destacan sus calles adoquinadas y sus casas típicas con singulares balcones de madera labrada que miran hacia el mar, con ese perfume marino que lo invade todo. Sin olvidar sus importantes casonas y construcciones religiosas. 
Esta riqueza cultural se complementa con la nueva playa, un espacio de 69.405 metros cuadrados inaugurada hace escasos meses, que ha cambiado por completo la fisonomía de la ciudad, abriéndola al mar. De hecho, también está proyectado un futuro Centro de Deportes Náuticos, una infraestructura que concentrará buena parte de la práctica deportiva vinculada al litoral.
En este sentido, la nueva playa y la llegada de cruceros al puerto de Santa Cruz de La Palma está suponiendo un  importante revulsivo socioeconómico, principalmente para la ciudad, pero la oferta de actividades en la isla no acaba ni mucho menos aquí. 
Existe un abanico de excursiones de senderismo de cuatro, seis u ocho horas que conforman una amplia oferta complementaria en algunos de sus principales atractivos naturales, como el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.
También opciones gastronómicas vinculadas con productos agroalimentarios locales, como sus afamados vinos o quesos, ambos con Denominación de Origen. Todo en conjunto, dotan a la Isla Bonita de numerosos atractivos para seguir creciendo en un segmento turístico al alza, como el de los cruceros.   
Expreso. Redacción. A.F
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.