EN PORTADA
 
domingo 22|01|2017

Yo tenía miedo a volar

Texto y fotos: Manuel Bustabad Alonso y Pilar Alonso Canto

Yo tenía miedo a volar. La verdad, no es tan raro. Para una de cada cuatro personas que se suben a un avión la experiencia es al menos desagradable, si no traumática.
A estas alturas todos tenemos claro que no es algo racional. Casi todos sabemos que el avión es el medio de transporte más seguro.
Los fríos números dicen que es mucho más peligroso desplazarse en coche durante cualquier fin de semana que coger un avión a cualquier lugar del mundo. Pero los números no nos quitan el miedo a muchos de nosotros.
Hay varias soluciones. Una es no subir a un avión. Reduce tu radio de acción, limita los sitios que puedes visitar, y aumenta los tiempos de desplazamiento a los que siguen dentro de tu alcance, por no hablar de los riesgos del medio alternativo. Pero estaremos evitando el problema, al menos.
Pero, ¿y si no puedes evitarlo? Tu trabajo te obliga a viajar, y para ser productivo necesitas hacerlo en avión. O mejor, ¿y si no quieres evitarlo? Te niegas a dejar que un miedo irracional controle tu vida, tu libertad de movimientos.

Rumbo a Asturias

'Rumbo a... Asturias'Muchos son los caminos, sendas y veredas que recorren Asturias, cruzan sus escarpadas montañas y reposan en sus verdes valles, al murmullo de los ríos. En todos ellos, encontramos paisajes llenos de color, limpias estampas de belleza natural y muestras culturales y religiosas esparcidas por todo el territorio.

Quien visita Asturias no busca sol ni playa. Quiere naturaleza y cultura. Asturias encandila por su naturaleza, arte y gastronomía, y esto es lo que presenta la guía, enseñando las mejores vistas de Asturias, las que se contemplan desde las ermitas y santuarios y que se tornan más atractivas al estar enmarcadas por el arte de estos edificios.
 
No se trata de una guía religiosa, es una guía turística. Una peregrinación por Asturias, caminando por seis grandes rutas que recorren el interior y la costa para disfrutar de paisajes, arte, ermitas y gastronomía.

Nueva guía de Budapest

La Editorial Laertes presenta una nueva guía exclusiva de la ciudad de Budapest, cuyos autores Yolanda Ruiz y Enric Balasch, que visitaron personalmente la ciudad, han plasmando en ella, las impresiones y experiencias de nuestra capital.

Esta nueva guía, dispone de una fuente inestimable de información sobre como recorrer nuestra ciudad, con fotografías en color y blanco y negro, itinerarios, planos de ubicación, museos, balnearios, alojamientos, restaurantes, historia y cultura entre otras informaciones de gran valor.
El húngaro es un pueblo de origen incierto, que se pierde más allá de Oriente. Desde hace un par de siglos Budapest es una sola ciudad, pero desde siempre habían sido dos, o tres si no queremos olvidarnos de Óbuda; con idiosincrasias distintas, con geografías distintas e incluso con historias distintas.


El arquitecto de Tombuctú. Es Saheli, el granadino

En el año 1337, el granadino Abu Isaq Es Saheli llega a la ciudad de Fez como embajador de Kanku Mussa, emperador del Reino de los Negros. Tras ser recibido con todos los honores, es víctima de un complot contra su vida. En venganza, Fez declara la guerra a Tremecén, con el control de las rutas de caravanas como objetivo encubierto.

Mientras se recupera, Es Saheli escribirá su propia Rihla, el relato de su vida de caminante: su infancia como hijo del alamín del gremio de los perfumeros de Granada, su atormentada juventud, el pronto éxito y los excesos de la bohemia, el doloroso exilio del reino nazarí, su viaje a El Cairo, su paso por Damasco, Bagdad, Yemen y La Meca, su pasión por la arquitectura egipcia… hasta desembocar en su principal legado: la construcción de la gran mezquita de Tombuctú.

Barceló Marina Smir, el nuevo hotel de moda en Tamuda Bay

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

Según nos vamos aproximando a Tetuán, la actividad en la carretera se hace más intensa. Hombres que arreglan farolas subidos en pequeñas grúas, aceras con los bordillos levantados, cuadrillas de jardineros en cada rotonda. Se acerca la visita anual de Mohamed VI.
El monarca marroquí ha puesto de moda la costa norte del país, una zona históricamente olvidada para el turismo. La nueva ‘marca’ creada por el Ministerio de Turismo se llama Tamuda Bay, en honor a los orígenes fenicios de Tetuán, y abarca el litoral comprendido entre las localidades costeras de Fnideq y M’diq.
O, lo que es lo mismo, una bahía natural bañada por el Mediterráneo que se extiende desde la frontera con la ciudad española de Ceuta, hasta Cabo Negro, cerca de la desembocadura del Río Martil.
Se trata de una zona salpicada por villas de lujo y edificios blancos de apartamentos, pero nosotros elegimos el nuevo hotel de moda de la zona, que desde hace un mes lleva marca española, el Barceló Marina Smir Thalasso Spa.