EN PORTADA
 
sábado 18|11|2017

India. Vidas de comercio justo

India.Comercio.JustoDetrás de todos y cada uno de los productos de comercio justo que Intermón Oxfam vende en sus tiendas, se esconde una historia. Este libro cuenta algunas de ellas.

Ram Ratán vive en el pequeño pueblo de Harmada, en la región de Rajastán, en una zona devastada por la sequía y la pobreza. Su futuro probablemente era similar al de millones de campesinos y campesinas obligados a migrar a grandes ciudades como Mumbai y Kolkata para sumarse a las filas de los que malviven en los barrios marginales.
Pero el destino le deparaba una agradable sorpresa: recibió capacitación como artesano en cuero y hoy trabaja en un pequeño taller construido en su propio hogar para la organización de comercio justo Asha.

Salamanca a través de sus conjuntos históricos

El fotógrafo y escritor Javier Prieto Gallego ha presentado el 19 de noviembre su nueva obra ‘Un paseo por Salamanca a través de sus Conjuntos Históricos’, editada por el Patronato de Turismo de la Diputación de Salamanca. La presentación de esta nueva publicación se realizó en la Feria de Turismo Interior –INTUR- celebrada en Valladolid.

En esta nueva guía de viajes, el periodista Javier Prieto Gallego realiza un detallado recorrido por los catorce entornos que en la provincia salmantina gozan del reconocimiento de ‘Conjunto Histórico’ posando sobre ellos su particular mirada, que se plasma finalmente tanto en la realización de la mayor parte de las imágenes de la obra como de sus textos.

Lieja, date una vuelta por la ciudad más animada de Valonia

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

Patria chica del gran Georges Simenon, la que fuera durante más de ocho siglos capital de un principado independiente, la milenaria sede arzobispal de Lieja, es hoy una de las ciudades más animadas de Bélgica. La cerveza es la reina en bistrots y tabernas, y los estudiantes abarrotan las terrazas de los cafés al mínimo asomo de buen tiempo.
barra del Café Lequet
Situada en Valonia, la región francófona de Bélgica, las calles de Lieja lo mismo invitan a descubrir los escenarios que inspiraron las mejores novelas negras, que a dejarse llevar por el aire fresco a orillas del Mosa, o de fiesta en fiesta al ritmo de los universitarios. Pero también es un buen lugar para quienes prefieran la historia, porque los liejenses valoran su patrimonio como nadie.


Recorre el lago más grande de Europa al timón de tu propio barco

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

Cuando mi buen amigo y colega Faustino Castilla me propuso un viaje en barco por el Grande Lago de Alqueva, en el Alentejo portugués, dudé un momento si aceptar. No por la compañía, excelente de todo punto; ni por la región, una de las más atractivas y desconocidas de Portugal; sino porque me mareo a bordo de cualquier artilugio que navegue sobre el agua.
La duda duró sólo unos segundos. Al fin y al cabo, los atractivos que me esperaban eran muchos, y un crucero por un lago no puede balancearse tanto, pensé. Así que, cargada de pastillas para el mareo, y otros remedios caseros de dudosa eficacia (sin faltar la tirita en el ombligo), emprendí viaje en coche hacia Amieira Marina, un nuevo complejo de recreo a orillas del lago artificial más grande de Europa.
todo a punto en el embarcadero de Amieira Marina
Al llegar, la sorpresa fue mayúscula. No se trataba de un crucero al uso, con su patrón profesional y todo, sino de un recorrido de tres días a bordo de un barco-casa tripulado por nosotros mismos entre los ríos Guadiana y Degebe.
No me lo podía creer. Mis conocimientos marineros se reducen a distinguir babor de estribor, y los de mis compañeros no parecían ser mucho más extensos. Pero sí, tal y como prometían los folletos publicitarios de Amieira Marina, en sólo 40 minutos -aún nos sobraron un par de ellos- estábamos listos para emprender la aventura por el Grande Lago a bordo de una lustrosa embarcación blanca, de nombre ‘Estrela I’.

El Camino de la Lengua Castellana será un itinerario turístico

La Fundación Camino de la Lengua Castellana pretende agrupar todo el recorrido de esta ruta, de forma que, en un futuro próximo, pueda ofrecerse como un camino turístico en su conjunto. Al menos éste es uno de los asuntos que ha tratado el Patronato, reunido en Logroño bajo la presidencia del viceconsejero de Cultura de Castilla y León, Alberto Gutiérrez.

En la sesión participaron representantes de todas estas comunidades autónomas integrantes de la ruta, además de representes del Ministerio de Cultura, integrantes del Patronato.

Historias de Madrid

Historias de Madrid, acompañado por las fotografías de José González, pretende ofrecer una mirada tierna y nostálgica de un Madrid que fue, pero también de ese Madrid que todavía es. El que se mueve entre viejas calles, en las modernas avenidas, en los das grises del pasado y los amaneceres luminosos del presente.

Pero se trata, sobre todo, de un canto a una ciudad y sus habitantes. Hombres y mujeres que viven y aman este Madrid donde, como dice Ana I. Pereda, todavía es posible darle valor a unas esquinas por las que pasábamos a diario sin conocer su pasado o su verdadero significado. Saborear las costumbres y la libertad de una ciudad abierta.


Aventura en Cabañeros

Texto: Diego Mediavilla Reguero;   Fotos: Jesús Pozuelos / © Cabañeros Turismo

Aunque el Parque Nacional de Cabañeros, en Castilla-La Mancha, sea un destino poco conocido, es una visita obligada e imperdonable para aquellos viajeros interesados en el turismo rural de aventuras que deseen disfrutar de una estancia en plena naturaleza salvaje.
naturaleza salvaje en Cabañeros
Cabañeros pudo ser un campo de tiro. De hecho, es un lugar famoso desde hace veinte años por la posibilidad de convertirse en un lugar de pruebas para Defensa, y hoy es un Parque Nacional de 42.000 hectáreas rigurosamente vigilado y cuenta con poblaciones únicas en la Península de aves y ciervos.

Misión en África

‘Ante nosotras se representaba un espectáculo dantesco, impactos de bala por toda la fachada, ventanas sin cristales, puertas arrancadas, la cocina quemada. Me acerqué a la puerta de entrada para verificar lo que parecía imposible: el hospital seguía funcionando, de forma asombrosa. De repente, en la sala de Pediatría, me encontré con un hombre de unos cuarenta y cinco años, con bata blanca, haciendo una transfusión desde su brazo al de una bebé de apenas seis meses que no podía respirar bien por la anemia...’

Éste y muchos otros relatos nos esperan en la crónica de los viajes de la autora por África. Episodios estremecedores.
Se ha comprobado las energías necesarias para enfrentarse a cosas como el hambre, el sida, la malaria y los heridos de guerra, sobre el terreno. Están más en la moral que en la física de los cuerpos.