SABORES
 
domingo 24|09|2017

ENBIGA 2016 2ª fase: la Argentina andina y regreso al Chile de los lagos

Era 30 de noviembre y atrás quedaba Valdivia, capital de la Región de los Ríos, con su mercado custodiado por los leones marinos, como imagen postrera de intensas jornadas de colaboración entre los cocineros de ambas vertientes andinas, conectados por pasiones ajenas a las fronteras, de cuyo abierto intercambio fuimos testigos.

berlin
 
Dos mitos de los Andes: Termas de Puyehue (Chile) y Llao Llao (Argentina)
Estábamos inmersos en el sueño de cruzar la impresionante cordillera, que se iba haciendo realidad según entrábamos en el Parque Nacional Puyehue, cuando arribamos a Termas Puyehue Wellness & SPA Resort, donde nos aguardaba su gerente, Claudio Arias, para mostrarnos el inmenso complejo rodeado de praderas y arriates de peonías. No sabíamos que también estaba dispuesto un amplio y suculento bufé, del que nuestra selectiva memoria se quedó con la 'cata' de postres: Berlín con dulce de membrillo, Dulce de reina con frutos rojos, Strudel de frambuesas, Mousse de chocolate y dulce de leche... Sin comentarios.
Para 'perderse' en este inmenso hotel de montaña, con más de 40.000 metros cuadrados construidos, basta con seguir la Ruta 215, que parte de Osorno, y llegar hasta el kiómetro 76. Está próximo el paso fronterizo Cardenal Antonio Samoré y, a partir de allí, la cuenca del lago Nahuelhuapi, ya de la vertiente atlántica, aunque a 650 km de la costa.
Caía la tarde y en la aduana se apiñaban los autos de matrícula argentina, que regresaban de hacer sus compras en Chile. Aún nos detendríamos de nuevo, poco antes de Villa La Angostura, para despedirnos de los compañeros de viaje que regresaban hacia Neuquén, vía San Martín de los Andes.
puyehue
Bordeamos el lago Nahuelhuapi y, sin detenernos en Bariloche, continuamos 25 km en dirección a Puerto Pañuelo para pernoctar en el legendario Llao Llao Hotel & Resort – Golf – SPA. Nos recibió Carolina Souhilar, coordinadora de marketing, para contarnos su historia de casi un siglo que ha convertido al edificio primitivo, obra del arquitecto Alejandro Bustillo, en Monumento Histórico Nacional. En su última reconstrucción, una nueva ala sobre el lago Moreno, incrementó su capacidad en 43 habitaciones, de mayor tamaño que las antiguas y las preferidas de su numerosa clientela norteamericana.
Su ubicación entre dos lagos, el Moreno y el Nahuelhuapi, al pie de los cerros López, Capilla y Tronador, hace que su campo de golf esté entre los más codiciados del mundo. Es uno de los santuarios de la gastronomía andina gracias a los conocimientos y mañas de cocineros reconocidos internacionalmente: su 'chef ejecutivo' Federico Domínguez Fontán y el 'chef patissier' Claudio Ilundayn (*). De este último, integrante del equipo de profesionales participantes en ENBIGA 2016, tuvimos el placer de asistir a una degustación de helados artesanales sin saborizantes artificiales, como colofón a la cena de bienvenida. Sus alfombras kilométricas..., su té de las cinco... Para recordar. La gestión es de Leading Hotels y el contacto a través de la web, pero es mejor descubrirlo todo directamente.
llaollao
 
(*) Desde primeros de marzo de este 2017, Claudio Ilundayn desarrolla su particular "alquimia de sabores y colores" en el Grand Tikal Futura Hotel, en Guatemala.
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.