DESCUBRE
 
lunes 24|07|2017

Túnez: descubre una nueva realidad a través de sus secretos

Texto: Hugo Fraile/RV Edipress Fotos: Miguel Muñoz/RV Edipress
Porque Túnez no es solo sol y playa. Porque no es solo té de menta con piñones en las aguas del Mediterráneo. Un pensamiento demasiado generalizado que con solo pasar tres días en el país te cambia de forma íntegra.
La realidad política ha cambiado, ya puedes hablar de cualquier vertiente política, que para eso están los 94 partidos políticos para apoyar esa postura. Ya puedes andar por Túnez capital, por Hammamet o por Kairouan a las dos de la mañana y encontrar gente por la calle, animación y ‘buen rollo’, como dicen los jóvenes hoy en día ya que el toque de queda no existe, la represión policial tampoco. Solo emoción, solo esperanza, solo que las elecciones, atrasadas hasta el próximo mes de octubre, lleguen cuanto antes para que pueda haber democracia.

Laurentides, una ruta de oxígeno e hidrógeno por el corazón de Quebec

Texto y fotos:  Amelia Blanco López y Ana Belén Carballo Álvarez
A una hora escasa al norte de Montreal, la región canadiense de Quebec guarda un secreto a voces alimentado de oxígeno e hidrógeno; agua, aire puro y grandes espacios verdes salpicados de lagos, montañas y pueblecitos pintorescos.
Son las Laurentides, antaño cuna de valientes pioneros, y hoy uno de los lugares preferidos por los canadienses para pasar las vacaciones. No es extraño, porque esta zona cuenta con fantásticas estaciones de esquí y paisajes de colores donde practicar todo tipo de deportes de aventura o simplemente perderse caminando.

Diez razones para enamorarte de Escocia

Texto y fotos: Ana Bustabad y Federico Ruiz de Andrés
A quienes viajamos más o menos frecuentemente, los amigos nos preguntan a veces por nuestro país preferido, ese al que siempre quieres volver. Yo no tengo dudas, les recomiendo Escocia, una parte tan especial de Gran Bretaña que me sigue conquistando en cada viaje.
En Escocia el agua de las playas está siempre fría, el clima es tan húmedo que puede pasarse una semana entera de julio lloviendo a cántaros; y fumar, uno de mis vicios confesables, está prohibido en casi todos los lugares cerrados. Y, sin embargo, Escocia es mi país preferido.


Mallorca, tras la flor del almendro

Texto y fotos: Manuel Bustabad Rapa y Pilar Alonso Canto

Es en estos primeros meses del año, con la floración de los almendros, cuando Mallorca adquiere su belleza más espectacular. De variadas tonalidades que van del blanco puro al rosado intenso, los almendros en flor inundan la isla de una magia especial que atrae cada año a fotógrafos, pintores y fascina a todos los que saben apreciar las cosas bonitas.
Árbol mediterráneo por excelencia, del que cuentan las Sagradas Escrituras que Aarón tomó su vara mágica, el almendro es en las Islas Baleares más que un árbol. Con los primeros soles de invierno, más de siete millones de ejemplares estallan en flor, cubriendo Mallorca de un manto blanco que anuncia la inminente primavera.

Descubre el Ortegal, al Norte del Norte

Texto y fotos: Juan Muñoz

Qué pocos lugares sin contaminar, sin urbanizar, sin masificar y que sean un paraíso quedan en la Península Ibérica. Si además tiene playas y bosques la cuenta es realmente pequeña.
Pues bien, uno de estos lugares es la Comarca de Ortegal y sus alrededores, en la costa coruñesa, al norte de España. Los que vivimos en esta zona la denominamos el Norte del Norte, y la componen los municipios de Cariño, Cerdido, Mañón y Ortigueira.

Te invitamos a descubrir el corazón gótico de Portugal

Texto y fotos: Ana García Iglesias

Portugal es siempre una buena idea para una escapada. Su gente, la comida, las ciudades y pueblos, el mar, la naturaleza, el arte y la historia hacen del país europeo un destino a tener en cuenta. En esta ocasión viajamos al Portugal más gótico, en el entorno del Valle del Tajo.
Claustro del castillo de Tomar 
Para ello nos embarcamos en uno de los circuitos de la mayorista Turisnorte. Preparados y cuidados hasta el más mínimo detalle, estos viajes son perfectos si te apetece dejarte guiar y descubrir nuevos lugares; o volver a sitios ya conocidos cuya historia va más allá de lo que se puede percibir a simple vista, con la comodidad añadida que supone prescindir del coche.