CON RESERVA
 
lunes 20|11|2017

Posada La Pascasia, encanto rural con mucho estilo en Puebla de Sanabria

Texto y fotos: Federico Ruiz de Andrés y Manolo Bustabad Rapa

Hay alojamientos que merecen por sí mismos un viaje, aunque el destino no sea atractivo a primera vista. Este no es el caso. La Posada La Pascasia, además de ser un alojamiento con mucho estilo, nos recibe en el cogollo de una de las villas más bonitas de España, Puebla de Sanabria, en la provincia de Zamora.
 
Distinguida con la marca de calidad Posadas Reales de Castilla y León, La Pascasia recibe a sus huéspedes a media cuesta del casco viejo. El zaguán, con huellas de siglos, da paso a una pequeña recepción que sorprende por su colorido y deja adivinar la excelente rehabilitación del edificio. Aquí y allá, algunas piezas de diseño vanguardista contrastan con los robustos muros de piedra.

Antequera, un alto sabroso en el nuevo camino de Paradores

Texto: Ana Bustabad; Fotos: Federico Ruiz y Costa del Sol/José Hidalgo

En el interior auténtico de Andalucía, el Parador de Antequera ha sido siempre una de las paradas más sabrosas de camino a la costa. Desde hace un par de años, además, es un alojamiento ecoenergético que atrapa el sol malagueño y lo convierte en motor de una cocina que mantiene y mejora los sabores de toda la vida.
Es este precisamente uno de los mejores ejemplos de las rehabilitaciones que Paradores está llevando a cabo en su red. El blanco limpio de sus exteriores, incluida la moderna celosía que enmascara las zonas menos nobles, se cuela hasta la cocina, conformando espacios tan luminosos como el restaurante La Vega, un espectáculo de lámparas cónicas que se pierde hasta el infinito o, más bien, hasta la interminable cristalera que circunda la sala.

St Regis Mardavall, el hotel más blanco del mundo

Texto y fotografías: Federico Ruiz de Andrés y Ana Bustabad Alonso

La primera vez que estuve en el St. Regis Mardavall Mallorca Resort, uno de los hoteles más confortablemente lujosos que conozco, me preguntaron qué me había parecido. Y contesté enseguida: me ha encantado, es completamente blanco.
Pocos meses después tuve la suerte de volver a Mallorca para comprobar con asombro que, ni su planta mediterránea, de colores terrosos, ni su mobiliario neutro, ni su carpintería de madera oscura se ajustaban con la descripción mental que me había formado del hotel.
¿Entonces? Cualquiera que pase dos días en el Mardavall traerá en su retina la luz clara que se cuela por todas partes; su refrescante tapicería en colores crudos; las flores que salpican aquí y allí el hotel: orquídeas, liliums, calas… todas completamente blancas.
Situado al suroeste de la ciudad de Palma de Mallorca, apenas diez minutos en coche, en Portal Nous, Calviá, el St. Regis Mardavall capta toda la luz que llega del Mediterráneo antes de que se pierda entre los pliegues de la Tramuntana.


Barcelona City, el Novotel más emblemático en pleno Distrito 22@

Texto: Ana Bustabad Alonso; Fotos: A.B. y Novotel

Desde la ventana de mi habitación se ve un gigantesco ‘pepinillo’ de cristal. Se trata de la Torre Agbar, una de las imágenes con las que Barcelona da la vuelta al mundo, y símbolo del Distrito 22@. Detrás, se deja ver la otra imagen más conocida de la ciudad, la Sagrada Familia; el mar, a la izquierda, y la catedral, a lo lejos; la Barcelona toda sin moverse de la cama.
Estoy en la planta 14 del nuevo Novotel Barcelona City, en una zona que era hasta hace poco sede del tejido industrial más característico de la capital catalana: textil, impresión de textil… Todavía se pueden ver muchos edificios de ladrillo visto, antiguas fábricas llenas de personalidad que los arquitectos integran en las nuevas construcciones.

Una escapada de capricho a la playa de la Malvarrosa

Texto: Federico Ruiz de Andrés; Fotos: Ana Bustabad Alonso

El día amanece nublado, pero no importa. Hemos decidido escaparnos de las prisas a un lugar donde la luz es siempre protagonista, como en los cuadros de Sorolla. Nos espera un balneario de lujo nuevo con sabor antiguo, el hotel Las Arenas. A orillas mismo de la playa más famosa de Valencia, la Malvarrosa.
Como queremos que la escapada sea perfecta, hemos reservado un billete de ida y vuelta con Air Nostrum, la única aerolínea que cuenta con la Palma de Oro de la ERA (European Regions Airline Association), y que conserva todo el encanto de cuando volar tenía encanto.

Barceló Marina Smir, el nuevo hotel de moda en Tamuda Bay

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

Según nos vamos aproximando a Tetuán, la actividad en la carretera se hace más intensa. Hombres que arreglan farolas subidos en pequeñas grúas, aceras con los bordillos levantados, cuadrillas de jardineros en cada rotonda. Se acerca la visita anual de Mohamed VI.
El monarca marroquí ha puesto de moda la costa norte del país, una zona históricamente olvidada para el turismo. La nueva ‘marca’ creada por el Ministerio de Turismo se llama Tamuda Bay, en honor a los orígenes fenicios de Tetuán, y abarca el litoral comprendido entre las localidades costeras de Fnideq y M’diq.
O, lo que es lo mismo, una bahía natural bañada por el Mediterráneo que se extiende desde la frontera con la ciudad española de Ceuta, hasta Cabo Negro, cerca de la desembocadura del Río Martil.
Se trata de una zona salpicada por villas de lujo y edificios blancos de apartamentos, pero nosotros elegimos el nuevo hotel de moda de la zona, que desde hace un mes lleva marca española, el Barceló Marina Smir Thalasso Spa.


Hotel Botánico, un oasis frondoso al norte de Tenerife

Texto: Susana Rivera García; Fotos: Luis Bustabad Alonso

Cualquier excusa es buena para escaparse a Tenerife, una de las islas más sorprendentes del mundo. Situada muy cerca de las costas africanas, en el archipiélago canario, guarda en pocos kilómetros el azul del Atlántico y las rocas escarpadas del Teide, el pico más alto de España.
jardín del hotel Botánico
Pero esta vez no buscamos sus paisajes volcánicos, ni sus playas de arena negra. Nos vamos al hotel Botánico porque nos hemos propuesto hacer un recorrido por los sabores y los colores de Tenerife a través de uno de sus productos más dulces: la miel.

Tivoli Lisboa, sorpresas y glamour en la capital portuguesa

Texto: Federico Ruiz de Andrés; Fotos: Ana Bustabad Alonso

A media cuesta de la más emblemática arteria de la ciudad, la Avenida da Liberdade, pasa casi desapercibido entre los árboles del boulevard. Pero detrás de su fachada anodina se encuentra uno de los hoteles más reconocidos de la capital portuguesa, el Tivoli Lisboa.
Piscina del Tivoli Lisboa
Al llegar al hotel Tivoli Lisboa  te envuelve una sensación de tranquilidad, de elegancia. Alfombras grandes, mármoles oscuros, flores delicadas en blanco y morado.
Apenas hay textos o grafías en el amplio vestíbulo y zona de recepción. Ningún signo, ningún símbolo pictográfico abruma la visión.