A BORDO
 
lunes 26|06|2017

Un viaje en el tiempo por los bosques mágicos de Serbia

Texto y fotos: Ana Bustabad Alonso

El parque natural de Šargan – Mokra Gora, a unos doscientos kilómetros al suroeste de Belgrado, se ubica en una de las regiones montañosas más atractivas de Serbia. Sus bosques infinitos son desde siempre patria de urogallos, nutrias y osos pardos.
abordo
Pero en la última década, gracias la reapertura del mítico ferrocarril Sargan 8, el más estrecho de Europa; y al cineasta Emir Kusturica, que ha materializado sus sueños en esta tierra de abetos y manantiales; la región ofrece al viajero un inolvidable viaje en el tiempo.
 
Küstendorf, la aldea tradicional creada por Emir Kusturica
Cada enero, el Festival Internacional de Cine y Música de Küstendorf entrega sus huevos de oro, plata y bronce en la pequeña aldea del mismo nombre, doscientos kilómetros al suroeste de Belgrado. Nada de caras estatuillas, sus premios de metal decorado a mano aquí mismo por el pintor Bisenije Terschenko.
Casitas de madera, carpinterías de colores vivos y vistas a la montaña componen el escenario de Küstendorf, un pueblo diminuto también llamado Drvengrad. Inventado y construido en la cumbre de la colina de Mecavnik por el director de cine y músico Emir Kusturica, recrea la vida tradicional en esta región Serbia.
perrito
Fue en 2004, durante el rodaje de ‘La vida es un milagro’, cuando Kusturica decidió construir una pequeña villa que le sirviera de escenario para el filme y también para vivir con su familia durante el rodaje.
Así fue como Küstendorf se convirtió en ese lugar especial y utópico que es hoy, ese ‘espacio abierto y culturalmente diverso que se alce contra la globalización’ que el cineasta soñó tras vivir el horror y la destrucción en Sarajevo, su ciudad natal, durante la guerra de los Balcanes.
La del propio Kusturica es la única vivienda de la aldea, el resto de edificios albergan habitaciones de hotel, bar, café, dos restaurantes que ofrecen excelente cocina serbia, una capilla ortodoxa, tienda, museo, teatro y una sala de cine dedicada a Stanley Kubrick.
Todas las habitaciones de estas cabañas de madera ofrecen cuarto de baño privado, televisión, conexión a Internet, y muebles pintados a mano, ninguna es igual a otra.
interior 
Sus calles tapizadas de madera nos sorprenden con algunos coches antiguos, simpáticas terrazas, una gran piscina con vistas a la montaña, y muchos perros y gatos que callejean libres, con cara de felicidad.
Küstendorf cuenta también con salón de belleza, mercado, pastelería, sauna, y una biblioteca con más de mil ejemplares de Ivo Andric, el autor yugoslavo que en 1961 ganó el Premio Nobel de Literatura por su novela ‘Un puente sobre el Drina’.
Con ella lanzaba a la fama el pequeño pueblo bosnio de Višegrad, antigua estación del tren Cira, que ahora vuelve a circular bajo el nombre de Sargan 8, por las mismas vías y estaciones que Kusturica recreó en sus películas.
 
Sargan 8, un tren de juguete en la vía más estrecha de Europa
via
      

Que bonito...perfecto para

Que bonito...perfecto para aprovechar y conocer Serbia .
Un saludo ;)

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.