AZUL MARINO
 
viernes 15|12|2017

Camariñas, o mar todo (Camariñas, el mar todo)

 Esta Costa da Morte (Costa de la Muerte)  bautizada seguramente por los británicos, golpeados una y otra vez por el mar contra estas rocas con nombres propios, está en el noroeste de Galicia, en España, justo en esa punta donde primero roza la Corriente del Golfo, que trae aromas de América y nunca se detiene, buscando luego otras peñas en la Bretaña. Aquí lo saben todos desde la infancia, por eso se sobrecogen aún más cuando el desastre ocurre mar adentro hacia el Oeste, ya que la corriente se encargará de traer los despojos un día.



Hay quien explica que el nombre viene de tiempos lejanos, por la muerte diaria, misteriosa, del sol sumergido en el mar. Y quien la relaciona con los percebeiros y pescadores que desaparecen cada año, muertos propios, más cercanos.


Una jornada en A Illa de Arousa (La Isla de Arosa)

 Traemos hoy una perla de las costas de Galicia, en el Noroeste español, concretamente de la mayor de las Rías Baixas. Es sabido que, cuando el Creador descansaba de su obra, se sentó apoyando una mano en la Tierra, de modo que sus dedos quedaron marcados en la costa gallega en forma de profundas rías. La mayor de todas, separando (o conectando) las provincias de Coruña y Pontevedra, es la de Arosa, que guarda en el interior una preciosa isla bautizada con su mismo nombre. En realidad (popularmente) es el apellido, ya que el sustantivo evolucionó en propio y se le suele llamar sencillamente con el topónimo gallego 'A Illa'.

Es el Ayuntamiento más joven de Galicia, se independizó de Vilanova de Arousa en 1997, y el único insular, aunque realmente no está aislada ya que en 1985 se inauguraba el puente, uno de los más largos de la región, que la comunica con el resto de la comarca del Salnés. Tiene una superficie de 7 kilómetros cuadrados y un padrón de 5.000 habitantes, que viven del marisqueo, la pesca y el turismo.

Ballenas, pingüinos y elefantes marinos en Destino Península Valdés, Chubut

Volamos desde Buenos Aires. Las maniobras de aproximación nos muestran una tierra plana y de vegetación  baja y rala, tramos de costa con amplias bahías, otra vez páramo y pronto el aterrizaje. Es el aeropuerto de Trelew, a 63 km. de Puerto Madryn y a tan solo 17 de Rawson, la capital. Estas tres ciudades, de nombres anglófonos, concentran más del 40 % de los habitantes de este vasto territorio.

baño pareja

Aunque pueda parecerlo, no hablamos de una colonia inglesa. Estamos en la Patagonia argentina, 1.400 km. al sur de Buenos Aires, en la extensa provincia del Chubut (1), que sobrepasa los 240.000 kilómetros cuadrados y toma el nombre del río que la cruza, en araucano, Chubuy (tortuoso). Y es patria de ballenas, elefantes marinos, pingüinos...


Quiberon, una escapada para disfrutar del océano y la tradición bretona

Al sur de la Bretaña francesa, en la provincia del Morbihan, se encuentra la península de Quiberon. Rodeada por el Atlántico, esta estación balnearia es famosa por sus playas de arena fina, sus acantilados de granito y sus especialidades culinarias. Una bocanada de aire yodada para tomar en familia, recargar pilas y pasar unas vacaciones memorables.

perro
Nada más llegar a Quiberon, uno se siente como si estuviera en la punta del mundo, cercada por océano. Entre la costa salvaje y la bahía, esta lengua rocosa se adelanta 14 kilómetros en el mar y ofrece numerosos rincones especiales, muy diferentes según el tiempo.

El Muelle de San Blas, esperando a su amor en Riviera Nayarit

Texto y fotos: Federico Ruiz de Andrés y Ana Bustabad Alonso

Las cenizas de Rebeca descansan ya para siempre en el Pacífico mexicano, arrojadas al mar desde el muelle de San Blas donde tantas tardes esperó a su amor. ‘Sola, sola en el olvido, sola con su espíritu, sola con su amor el mar… llevaba el mismo vestido, por si él volviera, no se fuera a equivocar’.
muelle
‘Le decían la loca del muelle de San Blas…’ y el grupo Maná inmortalizó para siempre su historia de amor, lanzando a la fama esta pequeña localidad de la Riviera Nayarit fundada por los españoles en el siglo XVII. Su historia magnífica y una naturaleza desbordante no consiguen eclipsar la magia del viejo muelle, melancólico, que nunca olvidará a Rebeca.

Langkawi, 99 islas de naturaleza casi virgen en Malasia

Texto y fotos: Ana García Iglesias

Además de ciudades cosmopolitas y una gran diversidad de culturas, Malasia también esconde tesoros no especialmente conocidos fuera de sus fronteras, como es el caso de Langkawi, un archipiélago formado por 99 islas situado al noroeste de la península malaya, muy cerca de la frontera con Tailandia.
barcos
Langkawi es territorio libre de impuestos, lo que la convierte en destino de multitud de habitantes que se desplazan desde la península y otras islas para realizar compras a precios más económicos en los diferentes establecimientos y centros comerciales que se reparten por toda la isla, aunque todos ellos respetando la arquitectura sin estropear la naturaleza.
Pues es precisamente ésta, la naturaleza prácticamente virgen, su principal atractivo.