AZUL MARINO
 
domingo 21|01|2018

Porto Santo, una isla para relajarse en medio del Atlántico

piano2 
PARAÍSO GEOLÓGICO
Desde el punto de vista geológico, la isla de Porto Santo es muy interesante, ya que está formada por un conjunto de complejos volcánicos en las zonas noreste y suroeste, y por rocas sedimentarias que ocupan la parte central y la costa sur.
Se trata de una isla relativamente llana, con algunos relieves, de los cuales el más elevado es el Pico de Facho, con 517 metros. En la antigüedad, en él se encendían antorchas –fachos, de ahí su nombre- para advertir a la población de la aproximación de barcos enemigos.
En su ladera este, la Serra de Fora y el valle de Serra de Dentro permiten ver paisajes únicos, pequeñas bahías y el océano de la cara norte de la isla, más bravo que el del sur.
En esta isla dorada y seca, la humedad oceánica es aportada por los vientos alisos, pero curiosamente Porto Santo esconde aguas de gran valor mineral, como las de la Fonte da Areia, al norte de la isla. Mana en un acantilado cercano a la pista del aeropuerto, donde además hay piscinas naturales para bañarse. Dicen que sus aguas proporcionan salud y longevidad, y de hecho en tiempos se consideraban sagradas. Hoy está semiabandonada, pero el viento ha dejado su huella erosionante creando un paisaje espectacular en estas rocas.
piano
No es la única fuente con propiedades de la isla. El 7 de enero 1893 se realizó en París un primer análisis de las aguas de la Fontinha, en la parte sur, que reveló que esa agua era bicarbonatada, clorada y sulfatada sódica, por lo que estaba indicada para el tratamiento de enfermedades cutáneas y del aparato digestivo. Posteriormente, esta agua dio origen a la primera y única fábrica de agua mineral de la isla. Hoy, su precioso edificio, situado en la capital, se encuentra esperando nuevos usos.
Hablando de rocas, las más vistosas de Porto Santo se encuentran en el Pico de Ana Ferreira. Aquí se puede admirar a simple vista un espectacular conjunto de columnas prismáticas, conocido como el 'piano’, causado por la actividad volcánica de hace miles de años. Es fácil subir hasta aquí caminando o en vehículo todo terreno. Justo debajo, se extiende el gran campo de golf de la isla.
Los amantes de la geología disfrutarán recorriendo las costas de Porto Santo, abruptos acantilados excepto en la parte sureste; y también visitando los seis islotes que la circundan: ‘As Cenouras’, el de ‘Baixo’, el de ‘Cima’, el de ‘Fora’, el de ‘A Fonte’ y el de ‘Ferro’, que conforman la Red de Áreas Marinas Protegidas, zona especial de conservación integrada en la Red Natura 2000.
No todo son piedras en Porto Santo. A pesar de su apariencia inhóspita, alberga especies de flora macaronésica muy interesantes, y es un lugar especial para observar aves marinas.
calheta
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.