AZUL MARINO
 
viernes 15|12|2017

Una escapada por la costa escocesa del Reino de Fife

Menos conocida que otras costas escocesas, la del Reino de Fife resulta una escapada maravillosa, una oportunidad para saborear la auténtica Escocia sin masificaciones turísticas. Y, lo mejor, está muy cerca de Edimburgo, por lo que basta un fin de semana para abrir el apetito, preludio de otros viajes por este país increíble. Una propuesta que este verano está más cerca que nunca con los vuelos de Iberia Express a Edimburgo desde Madrid.

costa

Para aprovechar la luz, hay que salir temprano de Edimburgo, en dirección al oeste, hacia South Quennsferry. La aventura comienza bajo el mítico puente victoriano del ferrocarril Forth Road, que cuando se construyó en 1890 era el puente colgante más largo del mundo, y aún hoy se considera una de las maravillas de la ingeniería mundial.
Enfrente, el pub The Hawes Inn, para comer, tomar un café o incluso una copa en el jardín si el tiempo lo permite; desde su habitación número 13 el famoso escritor escocés R.L. Estevenson escribió Kidnapped.
Una de las primeras paradas imprescindibles es Anstruther. Conocido entre sus paisanos como ‘Enster’, este pueblecito es famoso por el enorme búnker nuclear que alberga desde los tiempos de la Guerra Fría, el Secret Bunker.
Frente al puerto se encuentra uno de los mejores lugares para comer de manera informal de toda la ruta, el Anstruther Fish Bar, mejor Fish & Chips en 2009.
En verano salen desde aquí barcos para pasar el día en la Isla de May, la costumbre es llevar un picnic. La isla alberga un faro de principios del siglo XIX, algunas ruinas y es una reserva natural donde anidan numerosas aves y crían focas. Para protegerlas, los ferrys que van allí desde Anstruther y Crail solo circulan de mayo a septiembre.
A pocos metros del bar está el museo escocés de los pescadores, Scottish Fisheries Museum.
banco2
Es ésta tierra verde, de mares batidos y paisajes ventosos. Fácil encontrar un banco desde donde hacer una pausa con vistas a este estuario de Forth y vivir momentos mágicos. El camino es tremendamente hermoso e invita a detenerse en cualquiera de sus pintorescos pueblecitos costeros, que han inspirado novelas y leyendas.
Uno de ellos, Lower Largo, fue el lugar natal de Alexander Selkirk, inspiración del Robinson Crusoe en la novela de Daniel Defoe. Más adelante, de su vecino Earlsferry se dijo que fue el lugar donde McDuff se escondió del Rey de Macbeth, de Shakespeare.
También Elie merece una parada. Además de un puerto pintoresco, tiene muchos edificios históricos interesantes, algunos de los cuales datan del siglo XVII, incluyendo los restos de la Lady’s Tower, una casa de verano construida para Lady Janet Anstruther.
Siguiendo la costa se llega a Crail, en el extremo de la península de Fife.
puerto de Crail
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.